Iberdrola adjudicará tras el verano las «jackets» a las que aspira Navantia

Operadores, tecnólogos y patronales abordan en el CIS el futuro del sector

Pie de foto.
Pie de foto.

FERROL / LA VOZ

Fue la empresa que abrió la puerta de la eólica marina a Navantia y ahora también concentra gran parte de las expectativas de lograr nuevos encargos para el astillero de Fene. El director de Operaciones Offshore de Iberdrola, Víctor Rey, situó ayer para después del verano, en torno al mes de octubre, la adjudicación de las jackets por las que puja Navantia y que son para su futuro parque de eólica marina en el Reino Unido, el East Anglia One, que contará con 102 aerogeneradores. Las previsiones de la compañía, que destinará unos 445 millones de euros a estos componentes, son las de repartir la construcción de las jackets entre tres suministradores, con el fin de garantizar el cumplimiento del contrato. La empresa pública española tiene puestas grandes expectativas en la obtención de más carga de trabajo para la eléctrica de origen vasco, para la que ya construye 29 estructuras para el parque marino de Wikinger. «Navantia y Windar se llevaron ese contrato porque fueron muy competitivos, no porque todas fuésemos empresas de aquí», afirmó Rey, quien insistió en la necesidad de que toda la cadena de valor reduzca los costes para que la eólica marina sea competitiva frente a otras energías.

Además, explicó que la industria metalúrgica gallega podría participar en la construcción de barcos auxiliares pequeños para el sector, equipamientos eléctricos y mantenimiento de los aerogeneradores, entre otros.

El director de Operación de Offshore de Iberdrola participó en unas jornadas en el CIS sobre la eólica marina ?que continúan hoy? organizadas por Asime, Navantia, Windar, Iberdrola y la Xunta, en las que quedó de relieve la apuesta de futuro de otras importantes compañías, como la portuguesa EDP o la noruega Statoil, por desarrollar proyectos en Europa que movilizan miles de millones de euros en inversiones y actuaciones de I+ D para impulsar nuevos prototipos. Es el caso de una cimentación diseñada por EDP que combina el hormigón con el acero.

En la primera de las jornadas, instituciones, empresas y patronales pusieron en valor las capacidades de la industria gallega para afrontar los retos que presenta la eólica marina. En la inauguración, el presidente de Asime, Julio Gómez, afirmó que «en Galicia tenemos todas las condiciones para convertirnos en líderes», por contar con todos los eslabones de la cadena. Se trata de un mercado que ya ha reportado dos contratos a la antigua Astano, con «con investimentos por cen millóns de euros» y que permitieron «a creación de mais de 800 empregos», subrayó el conselleiro de Industria, Francisco Conde.

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, insistió en la «xanela de optimismo» que se abre para la comarca con la consecución de más carga de trabajo para el sector, y aunque valoró la diversificación industrial, insistió en que tiene que ser tomada como complemento a la construcción de buques. También se hizo eco de todas las demandas de los sindicatos del astillero para reclamar un plan industrial, rejuvenecimiento de las plantillas y que los contratos repercutan en las empresas locales.

Firmas auxiliares de la comarca también defendieron este negocio, del que subrayaron que tiene detrás mucho más trabajo que el de soldadura. Además de proporcionar ocupación a empresas locales, también han supuesto la materialización de proyectos novedosos, como el andamio autropopulsado más alto de España, tal y como reseñó Isidro Silveira, de Galictio, compañía que fabricó e instaló el andamio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Iberdrola adjudicará tras el verano las «jackets» a las que aspira Navantia