Navantia y Windar acarician ya su tercer contrato de eólica marina

Tres pedidos a los que optan en alianza se resolverán en el primer trimestre del 2016


Ferrol

Ha devuelto la actividad a las instalaciones de Navantia Fene, en cuyos talleres se agolpan los componentes, por la que se mueven las grúas y se levantan las estructuras de acero sobre las que se asentarán molinos de viento en alta mar. Plenamente inmerso en la fabricación de 29 jackets para el parque Wikinger de Iberdrola y a punto de arrancar el programa Hywind para Statoil, la alianza formada por los astilleros públicos y la asturiana Windar Renovables está plenamente inmersa en la carrera por dar continuidad al trabajo iniciado y convertirse en una pieza de referencia en el sector a nivel internacional. Después de haber logrado dos encargos en medio año, ambos están a punto de lograr un tercero, también para la fabricación de jackets.

Navantia y Windar se muestran cautelosos con respecto a la resolución de las próximas adjudicaciones, pero son los mejor posicionados para hacerse con un pedido de un parque en el Reino Unido que estará integrado por 84 aerogeneradores. No obstante, siguiendo la tendencia del sector, el promotor podría repartir la construcción de los componentes entre dos fabricantes. La adjudicación de este pedido se resolverá en los primeros meses del próximo año, al igual que otros dos encargos, uno de los cuales también para un parque que funcionará en aguas británicas y otro en Alemania. Ambos precisarán de alrededor de 170 componentes.

Pocos competidores

Las previsiones apuntan a que los promotores de los tres recintos de eólica marina adjudicarán los trabajos de fabricación de las estructuras antes de que culmine el primer trimestre del 2016. Es una carrera de fondo en la que la compiten un grupo muy reducido de instalaciones europeas. La adjudicación del tercer encargo dará continuidad a este mercado en el astillero de Fene, que desde el pasado junio y hasta el próximo verano ejecuta la obra del parque Wikinger, que se solapará a partir de los primeros meses del futuro año con el encargo del parque Hywind, consistente en cinco estructuras flotantes, que se desarrollarán hasta principios del 2017. Por ello, la obtención de un tercer encargo permitiría consolidar la cadena productiva iniciada con el sector y mantener las plantillas auxiliares que, en algunos casos, como es en la especialidad de soldadores, está costando trabajo obtener.

Aunque la eólica marina no genera el mismo nivel de empleo que la construcción naval, entre otros motivos, porque no implica al mismo número de gremios, está propiciando ocupación para unas 650 personas, afirmó Raúl Rico, jefe del programa Wikinger, 150 de las cuales trabajan actualmente en las instalaciones de Windar en Asturias.

El arranque de la obra de Statoil sumará otros 200 empleos, incluyendo también los auxiliares.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Navantia y Windar acarician ya su tercer contrato de eólica marina