Windar finaliza en Imenosa la primera pieza de eólica marina

La empresa asturiana emplea a cien personas en la obra del Wikinger

La primera pieza de transición tiene 7,5 metros de altura y pesa unas 167 toneladas.
La primera pieza de transición tiene 7,5 metros de altura y pesa unas 167 toneladas.

Ferrol

Windar Renovables, socio de Navantia en el proyecto de construcción de 29 jackets para la eléctrica Iberdrola, acaba de finalizar la construcción de la primera pieza de transición para estas estructuras de eólica marina. La firma asturiana ha fabricado este componente en las instalaciones de la antigua Imenosa, y a partir de ahora será pintada en el astillero de Fene.

En estos momentos, Windar tiene en proceso de fabricación otras tres piezas de transición más, ya que el programa de trabajo marcado indica que ejecutarán cuatro componentes de forma simultánea, aunque en diferentes fases. Todas ellas seguirán el mismo proceso de pintado y ensamblado sobre las jackets -cimentaciones metálicas sobre las que se asientan los aerogeneradores en el mar- antes de su partida, vía marítima, hacia el puerto alemán desde donde se focalizará la construcción del parque eólico marino de Wikinger.

Las enormes estructuras tienen alrededor de 7,5 metros de altura y unas 167 toneladas de peso. Son las piezas intermedias entre la cimentación que entra en el mar y los aerogeneradores, que además de dar una mayor estabilidad a estos molinos, sujetan pequeñas grúas para realizar los movimientos necesarios para efectuar las revisiones en altar mar.

Curva de empleo

La construcción de las piezas de transición para los jackets que se construyen en la antigua Astano emplea de forma directa a unas cien personas, según explican en Windar Renovables, aunque la empresa insiste en que el momento álgido de ocupación aún no ha llegado, por lo que está previsto que la curva de generación de puestos de trabajo aún continuará creciendo en los próximos meses.

Los dos contratos de eólica marina logrados por Navantia -el de Wikinger con Iberdrola y el Hywind con Statoil- han sido firmados en alianza con la asturiana Windar. En ambos casos han permitido recuperar la actividad en las instalaciones del astillero de Fene y la antigua fábrica de bienes de equipo Imenosa, aunque los niveles de empleo que se están generando aún no colman las expectativas de los representantes de los trabajadores.

Dos obras al mismo tiempo

No obstante, tras el arranque de la obra del Wikinger, a principios del próximo año se iniciará la construcción de las cinco estructuras para el que será el primer parque eólico flotante del mundo. Ambos contratos se solaparán, aunque en el caso de la antigua Astano.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Windar finaliza en Imenosa la primera pieza de eólica marina