Dejénse perder en la fraga dos Casás


cerdido / la voz

¿Recuerdan el Bosque animado al que nos trasladaba el escritor Wenceslao Fernández? Él se basó en la fraga de Cecebre, pero si el destino lo hubiera llevado a la de Os Casás, también le habría servido de inspiración. Esta fraga, situada en el concello de Cerdido, es uno de los pocos bosques vírgenes atlánticos que quedan entre As Fragas do Eume y las Riberas del Río Sor.

Se trata de un monte diáfano junto al río Mera, donde se conservan gran cantidad de especies arbóreas y vegetación autóctona, destacando los helechos reales, carballos, castaños e incluso algún ejemplar de pinsapo (Abies pinsapo), una especie de abeto más propio de las sierras mediterráneas. Además, quienes decidan descubrirla, también pueden encontrar abundantes especies ornitológicas, que amenizan con sus cantos el paseo.

Caminando por este bosque, parece que el sueño regresar al pasado es posible. Pueden visitar antiguas ouriceiras como la de A Cova dos Ourizos, donde antaño se almacenaban las castañas que se iban recogiendo cada día. Allí se amontonaban a salvo de los animales y se esperaba a que se secaran y abrieran. Durante su viaje por este mundo mágico pueden ver restos de la Foia do Carbón, donde se conservan antiguas carboneras vegetales, en la orilla del río Mera.

La fraga de Os Casás es el lugar perfecto para evadirse de la realidad y el estrés, con la única preocupación de perderse entre una vegetación autóctona, algo cada vez más complicado de encontrar.

Geolocalización: 43°36?22.4??N 7°54?10.4??W

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Dejénse perder en la fraga dos Casás