La acusada de una agresión en las fiestas de Cedeira alega que una pandilla pegaba a su novio

Bea Abelairas
Bea abelairas FERROL / LA VOZ

CEDEIRA

Imagen de archivo del juzgado de Ferrol.
Imagen de archivo del juzgado de Ferrol. José Pardo

La joven dice que unos chicos lo sujetaron mientras le golpeaba otro, al que supuestamente estampó un vaso en la cabeza

18 may 2023 . Actualizado a las 13:36 h.

Las consecuencias de una pelea ocurrida en las fiestas de Cedeira del 2019 se juzgó este jueves en la sala de vistas del Penal de Ferrol. En el banquillo se sentó una chica que relató ser, realmente, una víctima de una pandilla de jóvenes que agarraron a su novio mientras otro le pegaba. Sin embargo, a ella se le acusa de un delito de lesiones causadas con un instrumento peligroso, porque supuestamente estrelló un vaso de cristal en la coronilla del agresor de su acompañante causándole una herida por la que le pusieron cinco grapas en el centro de salud.

La fiscala solicita cuatro años de prisión y también menciona en su escrito que esta pena podría ser sustituida por la expulsión del territorio nacional con la prohibición de regresar a España por un plazo de diez años con arreglo al artículo 89 del Código Penal. Sin embargo, el abogado de la defensa esgrimió al inicio del juicio que la joven obtuvo la nacionalidad española hace un par de meses y esta semana le han dado su primer DNI español. También relató los cursos y las actividades que demuestran su arraigo en Ferrol, aunque el juez le puntualizó que no es relevante para este caso.

El 14 de agosto de 2019 la joven acudió a las fiestas de Cedeira con su novio y justo cuando se iban a marchar se vieron implicados en una riña con otra pandilla de chicos que habían llegado desde Lugo.

Ella sostuvo que solo trató de ayudar a su pareja, que nunca cogió un vaso de cristal y que tampoco lo estrelló contra nadie. Es más, alegó que la derribaron al suelo y que la amenazaron con pegarle si se levantaba. Su supuesta víctima, el chico que recibió el golpe, asegura que todavía tiene grabada la imagen de la chica agrediéndole con el cristal: «Llegó por detrás y me dio, empecé a sangrar mucho». Sin embargo, este es el único dato que aseguró recordar, ya que el joven negó que escribiese un mensaje de texto a una allegada asegurando que se «había pasado esa noche y que debería pedir disculpas»; tampoco recuerda cómo empezó la riña y ni siquiera hablar con los agentes de la Guardia Civil o haber consumido alcohol o drogas poco antes.

La víctima recibió varios puntos y no recuerda por qué comenzó la discusión a las cinco de la mañana

El chico que denunció la herida en la cabeza forma parte de una pandilla que es fan de las orquestas. Desde Lugo se desplazaron a Cedeira para ver la actuación de la París de Noia. «Vamos detrás de esa, del Combo...», precisó un joven que solo tenía cara de esa noche que sufrió una agresión por parte de la chica que se sentaba en el banquillo. No supo explicar cómo se hizo otras lesiones en los puños de ambas manos o en las rodillas, aunque el abogado de la defensa le preguntó con insistencia si pudiera ser que fuesen cuando golpeó al novio de la acusada mientras sus amigos lo sostenían. Este chico presentó un parte de lesiones que pueden ser compatibles con una agresión.

La fiscala solicita una indemnización, en concepto de responsabilidad civil, de encausada a este joven de 300 euros por el tiempo invertido en la cura de sus lesiones y de 850 euros por las secuelas sufridas. Asimismo, la encausada deberá indemnizar al Sergas por los gastos causados si resulta condenada.