El mar arranca la empalizada y causa graves daños en la playa cedeiresa de A Magdalena

Costas volverá a colocar la madera, a la espera del resultado del estudio de impacto ambiental y la solución que determine


CEDEIRA / LA VOZ

Los vecinos de Cedeira no se acostumbran a ver cómo se destruye la playa de A Magdalena por la pertinaz acción del mar y la lenta acción de las administraciones. «Isto é un desastre», comentaba ayer una mujer tras ver el terrible rastro que habían dejado las olas. En la primavera de 2014, Costas invirtió 250.000 euros en la instalación de una empalizada con el objetivo de frenar la erosión del arenal. El mar arrancó unos 60 metros de esta estructura de madera, en la parte central de la playa, y la malla de material geotextil colocada por detrás para retener la arena.

Los restos de la empalizada y de la tela aparecieron a la altura de la plaza Roxa. Y la parte que no arrastró el agua ha quedado en el aire, sin apenas sujeción. Operarios municipales trabajaron a lo largo de la mañana, aprovechando la marea baja, para retirar la madera y la malla con un tractor y una retroexcavadora. «É para que non a leve o mar cando suba a marea e poida danar os barcos que están fondeados na ría ou os que están faenando», explicaba el alcalde, el socialista Pablo Moreda. «No Concello temos moita preocupación porque o resto da duna vai caer ao non ten soporte [...], e a empalizada que quedou solta tamén a imos quitar porque pode supoñer perigo tamén para a xente que pasea pola praia», indicó el regidor.

«Esperamos que Costas busque unha solución o máis rápido posible, necesitamos saber que está pasando, o mar quere volver ao seu espazo natural e vemos que as correntes levan todo para a zona do colexio [...]. Comeu tres ou catro metros cara atrás e necesitamos saber ata onde vai chegar», agregó Moreda. El jefe de la Demarcación de Costas, Rafael Eimil, se desplazó a Cedeira a última hora de la mañana para comprobar el impacto del oleaje en el arenal.

«En principio van enviar un topógrafo para que faga un levantamento de ata onde chega o mar -explicó el alcalde tras la visita de Eimil-. A intención é, a curto prazo, volver colocar as estacas, quizais un pouco máis para atrás, sen tocarlle á duna, porque as mareas pasan por riba do estacado actual. E despois de ver os resultados do estudo de impacto ambiental, buscar unha solución definitiva». El Ministerio de Transición Ecológica licitó en febrero de 2019 el estudio de impacto ambiental y el proyecto constructivo, con un plazo de ejecución de 12 meses. Mientras no llega la solución «definitiva», los cedeireses siguen pendientes de las mareas y los temporales para ver qué ocurre con su playa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El mar arranca la empalizada y causa graves daños en la playa cedeiresa de A Magdalena