Las plantillas de Policía Local siguen alejadas de las ratios recomendadas

Las nuevas convocatorias de plazas no alcanzan para cubrir las vacantes actuales


Ferrol

La Federación Española de Municipios y Provincias recomienda una tasa de un policía local por cada 667 habitantes y la Unión Europea rebaja un poco esa ratio, situándola en 1,8 agentes por cada mil. Los ayuntamientos de la provincia de A Coruña están muy lejos de esa marca, hasta el punto de que en algunos de los más pequeños, como es el caso de Cedeira, se alerta de que puede quedarse sin efectivos, porque todos los integrantes de la plantilla han presentado solicitud de movilidad para incorporarse a otros concellos.

Las jubilaciones anticipadas han supuesto una merma importante de personal, que se ha sumado a una falta de cobertura de las vacantes generalizada a lo largo de los últimos años.

De ahí que ni siquiera las convocatorias realizadas desde finales del año 2018 -que aún no se materializarán hasta el año próximo, porque los efectivos se están formando en la Academia Galega de Seguridad Pública (Agasp)-, resulten suficientes para cubrir todas las vacantes.

Y es que las plantillas nunca estuvieron completas, ya no solo en cuanto a las ratios recomendadas, sino incluso con respecto a lo recogido en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de cada concello. Es el caso de Santiago de Compostela, que desde el año 2007 perdió 52 policías y en la actualidad cuenta tan solo con 122, mientras que en la RPT figuran 156. Hasta principios del 2020 no se incorporarán los cinco alumnos que se están formando en la Agasp y se han convocado otras 16 nuevas plazas, cuatro de ellas por movilidad, y los destinatarios de las 12 restantes también tendrán que pasar por la academia de A Estrada.

Con estos datos, y teniendo en cuenta que Santiago tiene una población de 96.450 habitantes, para acercarse a las ratios recomendadas necesitaría unos treinta agentes de Policía Local más.

Para alcanzar esa proporción que se podría considerar adecuada, el Concello de Ferrol, con una población de poco más de 66.000 habitantes, precisaría 23 efectivos más de los actuales. La plantilla de 98 policías que tenía hace tres años -en la RPT figuran 119-, a finales del presente ejercicio quedará reducida a 81, dos de ellos en segunda actividad. Este año se convocaron 16 plazas, pero los aspirantes es están formando en la Agasp. Cuatro de ellos está previsto que se incorporen a sus puestos antes del próximo verano y los restantes al final de la época estival, por lo que se avecina otro año echando mano de las horas extra para poder cubrir los servicios.

Por su parte, el Concello de A Coruña, con una población de alrededor de 245.000 habitantes, necesitaría una plantilla de Policía Local de 440 agentes para cumplir la recomendación de la UE. Sin embargo, en la actualidad tiene 326 policías en activo y 55 plazas vacantes, si bien desde el Ayuntamiento se apunta que ya está en marcha la cobertura de todas ellas. Así, hay 30 aspirantes en prácticas en la academia, se está tramitando la entrada de otros diez policías de movilidad y en breve se convocarán las plazas de doce oficiales y tres inspectores.

Las incidencias más habituales continúan siendo las relacionadas con el tráfico

Cada ciudad tiene sus propias características, pero hay intervenciones de la Policía Local que son comunes en todas ellas y que son las que tienen el mayor peso dentro de la actividad diaria de los agentes municipales. Es el caso de los asuntos relacionados con el tráfico, que son su principal competencia. Según la información facilitada por la oficina de prensa del Concello de Santiago, las incidencias más habituales en la capital de Galicia son los accidentes de tráfico, seguidos de delitos contra la seguridad vial por conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas, carecer de permiso de conducción, sin puntos o por la pérdida de vigencia por sentencia judicial, conducción temeraria y excesos de velocidad.

Seguir leyendo

«Hay muchos mayores solos que necesitan ayuda humanitaria»

Isabel Carballeira Río es agente de la Policía Local de Ferrol

Forma parte de la plantilla de la Policía Local de Ferrol desde hace 26 años y a lo largo de ese tiempo ha sido protagonista, junto con sus compañeros, de los cambios experimentados en la ciudad y, por lo tanto, en los servicios que prestan. Isabel Carballeira Río (Ferrol, 1970) asegura que el trabajo que realizan ahora poco tiene que ver con el de sus comienzos, cuando la intervención de los agentes municipales se limitaba casi en exclusiva a cuestiones relacionadas con el tráfico.

-¿Cuáles son esos cambios?

-Principalmente, el envejecimiento de la población de Ferrol, que avanza a un ritmo preocupante. Hay mucha gente mayor que vive y muere sola. En los dos últimos meses, en mis guardias hubo seis o siete fallecidos en sus domicilios, que llevaban días muertos. Es muy doloroso encontrarse con esas situaciones. También tenemos muchos servicios de personas que sufren caídas en su casa y piden ayuda para levantarlas, porque los que conviven con ellas también son muy mayores. En alguna ocasión también solicitan nuestra intervención para ayudarles a meterlos en la cama. Son situaciones graves, que suelen ir acompañadas de un gran abandono en cuanto a la higiene personal, la alimentación y el cuidado de la casa. Hay casos realmente dramáticos, de muchos mayores solos que necesitan ayuda humanitaria.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las plantillas de Policía Local siguen alejadas de las ratios recomendadas