Cedeira despide a «don Pedro», muy querido en la localidad «como médico e como persoa»

Empezó a trabajar en el centro de salud de la cofradía y después se trasladó al actual


CEDEIRA

«Fue mi médico durante muchos años y era muy bueno», recordaba ayer una ortegana que vivió casi tres décadas en Cedeira, en alusión a Pedro Arriola Menéndez, que falleció el martes a los 81 años. De origen sudamericano, el doctor recaló en Cedeira, donde acabó estableciendo su residencia. Primero trabajó en el edificio de la cofradía, donde se encontraba el centro de salud, y después se trasladó al actual. «Era moi amable, moi correcto», comentaba un cedeirés. Recordaba cómo, en una ocasión, la ladera situada junto al pósito se había venido abajo y con ella el despacho de «don Pedro», como era conocido en la localidad.

«Foi médico da miña familia e a atención era exquisita, teño as mellores referencias del. Era moi querido, non fixo máis que ben a Cedeira, como médico e tamén como persoa», subrayaba otro vecino. Un problema de salud le apartó de la consulta hace años. Era conocida su afición por los caballos, que cuidaba en una finca de Trasmonte. Los funerales en su memoria tendrán lugar mañana jueves, a las siete de la tarde, en la iglesia de Santa María do Mar, en Cedeira.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cedeira despide a «don Pedro», muy querido en la localidad «como médico e como persoa»