Las mariscadoras de la ría de Cedeira se estrenan en la extracción de ostra rizada

La cofradía y las profesionales tratan de abrir mercado para la «Crassostrea gigas»


CEDEIRA / LA VOZ

«Estamos ilusionadísimas porque vemos que é unha maneira de poder ir a algunha especie no período no que descansamos do berberecho [con paro biológico durante todo el mes de mayo]. Será un pouco difícil ao principio, pero ímolo intentar... Loitadoras somos». Pilar López Bellón, presidenta de la Agrupación de Mariscadoras de Cedeira, resume así el sentimiento del colectivo ante el estreno en la extracción de ostra rizada, después de conseguir que la Consellería do Mar aprobara el primera plan de explotación de esta especie para la cofradía cedeiresa.

Para hoy está prevista la primera subasta de Crassostrea gigas, y si aparece comprador, empezarán a trabajar. «Elas están aprendendo a apañalas, porque é a primeira vez que se van explotar aquí, e nós estamos intentando abrir mercado», explica Paula Barreiro, bióloga del pósito de Cedeira. La faena se concentrará en la playa de A Magdalena, en el entorno de San Isidro, y ya han realizado las primeras prácticas. «Eu fora ao Barqueiro xa hai anos e estivera vendo como o facían, pero non é o mesmo velo que facelo», comenta López Bellón, consciente de que, al menos en los comienzos, no resultará fácil completar el cupo de 50 kilos diarios por mariscadora.

«A cuestión é ir sumando», incide la representante del sector. Al plan de la ostra rizada suman este año el del longueirón, con el que también pretenden cubrir los períodos de paro biológico del berberecho -el mes de mayo- y la coquina -con autorización solo para 21 días a lo largo de todo el año 2019, concentrados entre enero y abril y de octubre a diciembre-. La bióloga confía en que la extracción de ostra y longueirón vaya a más «e permita facer paros biolóxicos máis largos das outras especies, para aumentar a calidade e o tamaño dos individuos». No pretenden, por tanto, que este molusco bivalvo se convierta en su principal fuente de ingresos, como ya ha ocurrido en los pósitos de O Barqueiro, donde extraen esta especie desde 2010, o Espasante, donde comenzaron en 2016.

La coquina, lenta recuperación

De momento, las mariscadoras de Cedeira (ahora mismo hay 19 en activo y cinco de baja médica) extraerán ostra rizada un par de días a la semana, «para ir abrindo mercado», e intensificarán la faena en mayo, por la veda del berberecho, que en 2018 alcanzó la cotización máxima de los últimos años, con un precio medio de 5,14 euros el kilo y un máximo de 7,45. El año pasado también resultó positivo para la coquina, con la venta de 479 kilos (por 21.303 euros), frente a los 169 de 2017 (7.281). Estas cifras quedan aún muy lejos del pico registrado en 2010, con 13.848 kilos, que se mantuvo hasta 2012 e inició el declive en 2013, hasta tocar fondo en 2017. En precios, la mejor marca se dio en 2018, con una media de 44,45 euros por kilo.

O Barqueiro

En 2010 comercializaron 45.235 kilos, por 44.001 euros (a un premio medio de 0,97), y en 2018, 51.638 a 1,30 €/K

Espasante

La extracción empezó en 2016, con 16.115 kilos; en 2017 fueron 12.172; y en 2018, 69.707, a un promedio de 0,89 €/K

Cariño

Fue el primer año de trabajo con esta especie y recolectaron 31.063 kilos, vendidos a un premio medio de 0,81 €/K

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las mariscadoras de la ría de Cedeira se estrenan en la extracción de ostra rizada