La Festa do Marisco do Barqueiro, un reclamo desde hace treinta años

La localidad mañonesa celebra hoy otro aniversario, el de la banda de rock Punta Norte, que celebra sus tres décadas con un concierto


FERROL / LA VOZ

La Festa do Marisco do Barqueiro atrae a miles de personas cada año al puerto mañonés, y ya van treinta. La cita gastronómica constituye un reclamo para los turistas, en especial los que eligen Viveiro, Ortegal o Cedeira como destino para disfrutar del puente de la Constitución. «Hay gente que solo se aloja un día porque después continúa el recorrido por la zona», indica el director de El Suizo (Ferrol). En la agenda de muchos turistas que se desplazan estos días por la comarca figura la Festa do Marisco, que el sábado repartirá raciones a 15 euros, con la actriz de Eva Iglesias como telonera.

O Barqueiro vivirá esta noche otro aniversario especial, el de la banda de rock Punta Norte, que suma tres décadas sobre los escenarios. El grupo ofrecerá un concierto gratuito esta noche (22.30 horas) en el local de la Asociación Cultural A Barca, con la actuación de varios de los músicos y cantantes que han pasado por la formación desde 1988.

Otras propuestas lúdicas

Varias localidades, entre ellas Pontedeume, Ortigueira o Cariño, aprovechan estas jornadas festivas para encender el alumbrado de Navidad. En Cariño, además, celebran el primer concurso de tapas, con la participación de seis locales, que servirán pinchos a un euro, con varios sorteos entre los clientes. Ortigueira propone, por otro lado, visitas guiadas gratuitas al Teatro de Beneficencia, desde hoy hasta el domingo, a las 11.30 y a las 12.30 horas. Y el Museo Mares de Cedeira, situado camino del puerto, recibirá al público los cuatro días, de 10.30 a 13.30 horas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Festa do Marisco do Barqueiro, un reclamo desde hace treinta años