«La Voz»: Paulina Rubio elige a un vecino de Cariño en las audiciones a ciegas

CARIÑO

La Voz Antena 3

Andrés Balado, un informático de 47 años, sorprendió al jurado con su versión de «Purple Rain»

11 ene 2019 . Actualizado a las 13:39 h.

 «Le mando un cariño, cariñoso, a Cariño». Aunque pueda parecer mentira, son palabras de Paulina Rubio. Se las dedicó a un vecino de la villa, Andrés Balado, que a sus 47 años ha conseguido pasar a formar parte del equipo de la mexicana en el concurso La Voz. El vocalista del grupo Alvies, autónomo y propietario de una tienda de informática, dejó con la boca abierta al jurado del concurso durante las Audiciones a Ciegas con su versión de Purple Rain, de Prince, que se convirtió en lo más comentado de la noche en las redes.

LA VOZ | ANTENA 3

«Toca la guitarra de forma autodidacta y compone sus propias canciones. Se define como un hombre pesimista que nunca ha creído en sí mismo. Sus hijas son sus mayores fans y fueron las que le apuntaron al casting. Viene a La Voz para que sus hijas puedan verle actuar sobre un gran escenario». Esta es la presentación del cariñés en el concurso. Mientras componía en casa, sus hijas lo sorprendieron diciéndole que estaba dentro de las audiciones a ciegas. Su mujer también es otra de sus mayores seguidoras.

En el concurso, en la noche del martes, Andrés pisó el escenario con fuerza, y las caras de sorpresa entre los coach aparecieron en cuestión de segundos. Así, la primera en girar su asiento fue Paulina Rubio, y poco, después, Luis Fonsi. «Vengo de un pueblecito, el más bonito del mundo, no solo por el nombre que tiene, que se llama Cariño. Aprovecho para enviar un agradecimiento a mis vecinos, para mí es muy importante que me vena aquí», expresó el cantante en el plató.