Natalidad en caída libre en la zona

Mañón se suma a Neda, Monfero, Cariño y Ortigueira, con ayudas para tratar de fomentar la natalidad y frenar la despoblación, y Pontedeume lo hará en breve


FERROL / LA VOZ

La caída demográfica y el envejecimiento de la población amenazan el futuro de la comarca. La natalidad se desploma desde hace años y los concellos asumen la pérdida de habitantes como una de sus mayores preocupaciones, «a principal», en opinión del alcalde de Neda, Ángel Alvariño (PSOE). Este es uno de los concellos de la zona que trata de incentivar los nacimientos con ayudas económicas, en este caso con un premio de 300 euros por bebé. «Parece que algún efecto tiene, en el presupuesto de 2018 consignamos 5.000 euros y al final gastamos 10.000, y en el de 2019 prevemos incrementar la cuantía por encima de 10.000», avanza.

Pero Alvariño es consciente de que los servicios en pro de la conciliación de la vida familiar y laboral «son una de las claves para ganar vecinos». Destaca la puesta en marcha de la escuela infantil, «con demanda creciente», y otras iniciativas dirigidas a los mayores, como la ampliación de la ayuda a domicilio a las tardes de sábados, domingos y festivos. El mandatario de A Capela, Manuel Meizoso (PSOE), coincide en apuntar el declive demográfico «como o máximo problema». «A este ritmo -vaticina-, perdendo cada ano de 20 a 25 persoas, para un concello de 1.200, á volta de oito ou dez anos estaremos por debaixo dos mil».

¿Cómo combatir este fenómeno? Para Meizoso, la solución pasa por un cambio de políticas a nivel estatal y autonómico. «¿Que pode facer un concello pequeno? O que fan falla son contratos de traballo estables», plantea. Y alerta del impacto de la cada vez más tardía incorporación al mundo laboral y de la precariedad en las pensiones: «Xa case ningunha muller é nai antes dos 35 anos [...]. Cando ese neno empece a cotizar xa é para a xubilación da nai». El Ayuntamiento de A Capela ha cedido un local para la apertura de una casa nido. «É unha iniciativa privada, que conta con axudas da Xunta», cuenta.

Mañón se ha sumado este año al grupo de municipios con incentivos a la natalidad. En el presupuesto del 2019 se aprobó una aportación de 100 euros al mes, durante un año, por cada bebé. «É un xeito de animar a ter fillos, veremos o efecto que ten», apunta el regidor, Alfonso Balseiro (PP). Pontedeume prevé incorporar a las cuentas de este ejercicio una partida para fomentar la natalidad. Monfero lleva tiempo haciéndolo, con 150 euros por crío; Cariño empezó en el 2018, con 350; y Ortigueira dispone de 6.000 euros para este fin.

Las tres comarcas pasaron de 3.867 nacimientos en 1978 a 1.168, un 70 % menos

A.F.C.

En A Capela solo nació un niño en el 2017

El precipicio demográfico se hace cada año más profundo en las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal. Si en 1978 se contabilizaron 3.867 nacimientos en los 20 municipios de la zona, en el 2017 (el último ejercicio con cifras cerradas) solo sumaron 1.168, casi un 70 % menos. Y sin excepciones, más allá del caso de Cariño, que no existió como concello hasta 1988, tras la segregación de Ortigueira. En A Capela solo nació un niño en el 2017; en As Somozas lo hicieron cuatro; en Moeche, seis; y en Cerdido y Mañón, siete, según los datos del Instituto Galego de Estatística (IGE). En Ferrol, con 1.674 alumbramientos en 1978, se quedó en 376 cuatro décadas después. Y la tendencia no parece que vaya a revertirse.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Natalidad en caída libre en la zona