La Xunta decreta la clausura del vertedero de Xiloga

La resolución no afecta a otras actividades de la empresa


ferrol / la voz

La Consellería de Medio Ambiente ha emitido una resolución en la que determina el fin de la actividad en el vertedero de la firma Xiloga, de As Somozas, dedicada a la gestión de residuos industriales, por haber superado su capacidad de almacenamiento. La Xunta aclara que ello implica dar de «baixa as inscricións relacionadas coa actividade de xestión de eliminación

mediante depósito en vertedoiro» pero no implica de por sí el cierre de la planta, ya que la empresa podría seguir desarrollando otro tipo de actividades en las mencionadas instalaciones.

Mediante la resolución se establece un plazo de dos meses para que la empresa presente un proyecto de sellado del vertedero. No obstante, Xiloga podrá presentar un recurso de alzada si así lo considera necesario.

De hecho, la compañía presentó a principios de diciembre unas alegaciones contra la decisión del departamento de Medio Ambiente del Gobierno gallego, pero fueron rechazadas.

Las autorizaciones para operar de Xiloga -que eludió pronunciarse sobre la baja de la actividad en su vertedero- datan de abril del año 2008. En la autorización, se establecía una capacidad autorizada para el vertedero de 693.749,992 toneladas de residuos, que ya se han superado. 

Incendios

Las instalaciones de Xiloga han registrado en los últimos años diversos incendios y denuncias vecinales, también por contaminación de riachuelos y zonas colindantes a la factoría. 

Valorización

En la planta de As Somozas, no obstante, la firma no solo se ocupaba del almacenamiento de residuos, sino también de la valorización y de la eliminación de aquellos que no están considerados como peligrosos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta decreta la clausura del vertedero de Xiloga