Dos décadas a la vanguardia de la eólica

La factoría de Gamesa en el municipio celebra sus primeros 20 años con una jornada de puertas abiertas

.

Es la principal industria de fabricación del sector eólico en Ferrolterra y está a punto de celebrar un cumpleaños muy especial. La planta de producción de palas de Gamesa en As Somozas abre el 27 de mayo sus puertas a las familias y allegados de sus trabajadores con el fin de acercar el trabajo que realizan a la sociedad que la acoge y también hacerlos partícipes de sus procesos.

 Los responsables de la factoría esperan que acudan al acto alrededor de 600 personas. Además de recorrer las instalaciones, la jornada incluirá un momento simbólico, que se desarrollará con la firma de una pala por parte de todos los asistentes, para dejar recuerdo de esa jornada.

La factoría, que cuenta con una plantilla que supera las 300 personas, produce el modelo de palas más avanzadas del mercado, la denominada G-114, y dispone de dos líneas de producción.

Además de situarse a la vanguardia del sector, el año pasado puso en marcha en estas instalaciones un ambicioso proyecto de eficiencia energética, que tuvo como objetivo sustituir toda la iluminación por tecnología LED. Comenzó durante el verano y culminó a principios de este ejercicio. La empresa explica que, en total, sustituyó 778 luminarias en toda la fábrica, como las zonas de producción, las oficinas, talleres, comedores y aseos, principalmente tubos fluorescentes y halogenuros metálicos. La materialización de este producto ha implicado también la instalación de un sistema de regulación y programación de la iluminación para ganar eficiencia, incluyendo sensores de luminosidad y de presencia y la posibilidad de realizar una regulación a nivel lumínico según los horarios de trabajo, entre otros.

Para la implantación de este proyecto, Gamesa ha contado con el apoyo del Instituto Energético de Galicia y con el amparo de los fondos Feder.

Las precisiones que maneja la compañía apuntan a que en dos años habrá recuperado la inversión realizada.

En cifras

Con el proyecto de eficiencia energética, la planta ha reducido en un 70 % el consumo eléctrico en iluminación. Además, también ha disminuido la aportación en climatización, algo trascendente para la factoría, por cuanto para su proceso productivo debe evitar que se superen los 24 grados durante los meses de verano. La tecnología LED desprende menos calor, por lo que contribuye a que tenga que realizar una menor climatización. Entre otras ventajas, con el proyecto de eficiencia energética, Gamesa también adelgaza los costes de mantenimiento, ya que las luminarias duran más.

Votación
1 votos
Comentarios

Dos décadas a la vanguardia de la eólica