La inversión y los proyectos de Endesa en El Bierzo, el ejemplo a seguir en el caso de As Pontes

LA VOZ AS PONTES

AS PONTES

CESAR TOIMIL

Movilizará más de 260 millones en iniciativas que generarán unos 160 empleos en Cubillos del Sil, donde cerró la térmica

11 oct 2021 . Actualizado a las 23:27 h.

El modelo concebido para Compostilla (en el municipio leonés de Cubillos del Sil) para paliar los efectos del cierre de la central térmica es similar al que Endesa prevé ejecutar en As Pontes, una vez que la clausura de la fábrica sea definitiva. El Plan Futur-e de El Bierzo incluye iniciativas que podrían generar alrededor de 160 puestos de trabajo directos y movilizar una inversión de más de 260 millones de euros, según informa la compañía. Son proyectos empresariales ya aprobados, en colaboración de la Junta de Castilla y León y del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

En este programa se contempla «el desarrollo de 625 megavatios renovables en la zona, la organización de cursos de capacitación profesional para la población local afectada por el cierre, y la prioridad para la mano de obra local en las tareas de desmantelamiento circular de la térmica». Endesa enumera los proyectos que han logrado respaldo para su desarrollo en el entorno de la vieja central de Compostilla: una factoría de reciclaje de baterías de vehículos eléctricos; una planta de reciclaje de palas eólicas (en la que participa Endesa y con una inversión de ocho millones de euros); una fábrica de hidromagnesitas (promovida por el grupo Viloria, en colaboración con la empresa lucense Magnesitas de Rubián, por seis millones); un almacén logístico eólico que promueve Endesa a través de su filial de energías renovables, Enel Green Power España, con una inversión inicial de cien mil euros; y una planta de hidrógeno alimentada por energía solar fotovoltaica, impulsada por la compañía, con capacidad para producir 200 toneladas al año de hidrógeno verde y una inversión de unos seis millones.

Planta de baterías

La relación sigue, con una planta de baterías de almacenamiento de energía eléctrica, con 380 megavatios de capacidad y una inversión de 228 millones, que Endesa «confía en que entre dentro de la regulación establecida por el Plan Nacional de Almacenamiento, en fase de definición»; y una fábrica de materiales aislantes, ideada por el grupo Viloria, por 8,2 millones. La eléctrica explica, por otro lado, que ha cedido cuatro estufas de carbón de la central de Compostilla «para una planta de deshidratado y envasado de frutas y hortalizas promovida por el grupo Viloria».