Los trabajadores paran la térmica pontesa y reclaman luz sobre su futuro

Más de 1.500 personas apoyaron la protesta convocada por la industria auxiliar


As Pontes

El futuro de la central térmica de Endesa en As Pontes sigue sin despejarse. Y, es ahí precisamente, en esa «gran incertidumbre», donde radica la «enorme preocupación» que estrangula a los trabajadores vinculados a su actividad. «Vemos el panorama muy negro», resumían este martes algunos de los que secundaron la manifestación programada en el transcurso de una jornada de huelga —de 24 horas de duración— convocada por la industria auxiliar y secundada por los empleados del complejo eléctrico. La planta funcionó con servicios mínimos. Pero el ritmo también se ralentizó en el resto de la localidad, sobre todo, durante el transcurso de una marcha por las calles de la villa que reunió a más de 1.500 personas.

Las subcontratas —al igual que los transportistas del carbón— encabezan los primeros eslabones de la cadena. Y los despidos, a cuentagotas, no han rebajado el alto grado de intranquilidad. «Vamos a poquitos. Ahora nos dicen que la cosa va a aguantar un poco más, pero si la fábrica no funciona, la gente no hace falta», reflexionaba ayer Alfonso Sinde, trabajador ferrolano de Maessa, empresa dedicada al mantenimiento mecánico y eléctrico. A su lado, Alfredo Rodríguez, con más de 16 de experiencia en la misma firma, reclamaba «alternativas» porque «solo pedimos trabajo, es lo único que queremos. Nuestro futuro lo queremos aquí, en nuestra zona. Sin tener que salir con la maleta buscando un empleo para vivir».

Mesa de trabajo

Las organizaciones sindicales coincidieron en señalar el «éxito total» de una jornada de paro que comenzó a las seis de la mañana con cortes de tráfico en la zona de As Filgueiras, en el límite de As Pontes y A Capela, y en la AG-64, la autovía que une Ferrol con Vilalba. Nuria Fernández, secretaria general de Industria de CC.OO., aseguró que «a participación foi do 100 % tanto na principal como nas auxiliares». Fernández exigió la «creación da mesa de traballo na que ten que estar presente a empresa e o Ministerio. Xa non hai Goberno en funcións e agora hai que tomar decisións». En la misma línea, Nicasio Pérez (UGT) recordó que «o goberno xa non ten desculpa para actuar, xa non ten as mans atadas». Al tiempo que, insistió en que «Endesa ten que escoitarnos». Pérez agradeció el esfuerzo de comerciantes y hosteleros que, una vez más, cerraron sus puertas durante el transcurso de la marcha, en señal de solidaridad. Lo mismo hizo Alberte Amado (CIG) quien también recordó «aos compañeiros transportistas presentes». Amado apuntó que «precisamos solucións e garantías» y, por eso, «hai que reclamar a mesa de traballo para falar de futuro».

El diputado del BNG, Néstor Rego, fue uno de los presentes en la protesta. El nacionalista se reunió con el denominado comité de crisis para «trasladar o contido de acordo de investidura que alcanzamos co PSOE e que inclúe as medidas que precisamos para resolver a crise xerada polo anuncio de cesamento». Antes de seis meses, anunció Rego, «debe asinarse un convenio de transición xusta para As Pontes». Ana Pena, edila de Industria, abundó en la necesidad de que «Endesa responda ás solicitudes que estamos trasladando para este territorio». La primera, «a convocatoria da mesa na que estean presentes todos os que teñen competencias».

Alternativas

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, manifestó ayer — en el foro Spain Investors Day— la voluntad de la empresa para conseguir biocombustibles que garanticen el funcionamiento de, al menos, alguno de los grupos de la central térmica de As Pontes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los trabajadores paran la térmica pontesa y reclaman luz sobre su futuro