Cambio de ciclo en Ferrolterra

Nuevos proyectos en el naval y los servicios proyectan el repunte de ocupación y empleo

Varias cadenas han llegado a Odeón en los últimos meses
Varias cadenas han llegado a Odeón en los últimos meses

«Todavía no estamos en un contexto de expansión que haya que celebrar, pero sí hay señales de crecimiento». El que así se expresa es Cristóbal Dobarro, presidente de la Confederación de Empresarios de Ferrolterra, Eume y Ortegal (Cofer), quien entiende que se ha logrado ya un cambio de ciclo de la economía de la zona. «Estamos en un escenario bastante distinto al de hace cuatro o cinco años, en el que se veía un futuro oscuro y sin muchas esperanzas en muchos sectores», añadió, al mismo tiempo que apuntó, no obstante, a que el naval, la industria de la eólica off-shore y los servicios tienen ante sí destacadas inversiones que auguran un repunte en la ocupación y en el empleo.

El gran proyecto que va a enfilar el sector naval público de la ría ferrolana es la construcción del programa de fragatas F-110 para la Armada española. Si se cumple el compromiso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la firma del acta de ejecución de los que serán los buques más modernos de la Marina nacional, se llevará a cabo antes de que finalice el presente año. Este contrato despejará unos diez años de ocupación para unos 7.000 empleos durante su plazo de ejecución y además posibilitará la transformación de la factoría ferrolana hacia un modelo de Astillero 4.0 en el que la automatización y los procesos digitales ganarán un gran peso, además de sustituir la construcción en las gradas, como hasta ahora, por otra en un dique cubierto.

El naval enfila una revolución con las fragatas F-110 y el Astillero 4.0.
El naval enfila una revolución con las fragatas F-110 y el Astillero 4.0.

Esta reforma también abrirá el camino para las empresas auxiliares del sector naval, una pieza imprescindible en la ejecución de las obras del astillero.

También en el ámbito de la eólica marina la alianza formada por Navantia y Windar Renovables cuenta con grandes expectativas de obtención de nuevos encargos, focalizadas principalmente en los primeros meses del próximo año. Francia, Escocia y Alemania son algunos de los mercados que pueden reportar grandes pedidos a la alianza formada por Navantia y Windar Renovables y, consecuentemente, también a sus subcontratistas, que son los que asumen el grueso de las obras.

La industria energética es otro de los puntales que está impulsando inversiones y generando ocupación para decenas de trabajadores en la comarca ferrolana. Solo en la reforma de la térmica de Endesa para adaptarse a las directivas europeas para reducir las emisiones contaminantes se están invirtiendo 214 millones de euros, un ambicioso proyecto en el que participan al menos medio centenar de firmas -en momentos puntuales de la obra llegará a implicar a unas 80- y con una ocupación para alrededor de 500 trabajadores. También Reganosa cuenta con inversiones para adaptar sus instalaciones para poder convertirse en un centro logístico para el suministro de gas natural a todo tipo de buques.

En el ámbito de los servicios, «vemos que se está apostando por la comarca», reseña Cristóbal Dobarro, quien alude a la transformación que se ha llevado a cabo en el centro comercial y de ocio Odeón, al que han llegado nuevas marcas que no tenían implantación, como otras que también lo han hecho en ese mismo entorno.

Paz social

El presidente de los empresarios también pone el acento en la importancia de la paz social que se ha logrado con los últimos acuerdos del naval, que despeja el camino para centrar los esfuerzos en el crecimiento. 

Incentivos para inversiones industriales

El Consejo de Ministros acaba de aprobar una nueva convocatoria del Programa de Reindustrialización y Fortalecimiento de la Competitividad Industrial, también conocido como Programa Reindus, con el que movilizará 400 millones de euros. En este plan están incluidas las hasta ahora ayudas territorializadas, y que contaban con apoyos específicos para las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal. Ahora, las comunidades autónomas tendrán un papel decisivo en la concesión de esas ayudas. El Ministerio de Industria ha estimado que unos 22 millones de euros -menos de la mitad de lo que se habían consignado en los Presupuestos Generales del Estado para este año- puedan concederse a proyectos gallegos. Para realizar este cálculo, ha tomado en cuenta el nivel de concesión de los últimos años. El programa otorgará préstamos a un interés del 1,647 %, con un plazo de amortización de 10 años, y tres de carencia. Podrán beneficiarse de los incentivos aquellos proyectos de adquisición de activos fijos industriales, como construcción de naves industriales, edificación, maquinaria y equipos, y creación de nuevos establecimientos industriales. Además, también podrán beneficiarse actuaciones empresariales relacionadas con el traslado de establecimientos industriales y con la modernización o adaptación de líneas de producción. Como novedad adicional, el plan incluye ayudas a inversiones para la implementación productiva de tecnologías de la Industria 4.0.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Cambio de ciclo en Ferrolterra