Una reinauguración 34 años después

Desde 1984, la entrada de las oficinas de Endesa en As Pontes exhibe un mural que muestra las instalaciones de la compañía. Ayer su autor lo vio por primera vez


As Pontes

Las instalaciones de Endesa en As Pontes vivieron ayer una jornada «llena de emoción» en la que la empresa -en palabras del Marcelo Rinaldi, director de la unidad de producción térmica- puso «toda su energía». El mural que se exhibe, desde 1984, en la entrada del edificio de oficinas fue reinaugurado. Y lo hizo con una presencia especial, la de su autor, Vicente Muñoz Carrillo.

El ceramista madrileño contempló ayer, por primera vez, el resultado definitivo de un trabajo que hace más de 30 años envío pieza a pieza. Notablemente emocionado señaló que «soy muy sensible y se me saltan las lágrimas al ver este acogimiento. Para mí es todo un honor».

A sus 91 años, Endesa quiso rendir homenaje al autor de un mural cuyas dimensiones superan los cuatro metros de largo y los tres de ancho. En su momento, recordó Muñoz «la empresa me pagó según lo que tenía establecido por mi trabajo. Se cobraba por metro cuadrado y creo que rondó las seiscientas y poco mil pesetas».

Arropado por la dirección de la compañía, así como por parte de la plantilla actual -y del colectivo de jubilados- el madrileño echó la vista atrás para relatar cómo surgió el encargo. «Yo tenía mi taller, hacía porcelana y barro. Un día la empresa Auxini me preguntó si podía hacer un mural para una central térmica y contesté que sí. Entonces me dieron documentación y me explicaron que era una mina de carbón a cielo abierto. Luego me también me dieron algunas fotografías de otras centrales para que me hiciera una idea, pero yo tenía que reflejar esta, no la de otros sitios».

Poco más de un mes necesitó Muñoz Carrillo para completar un mural en el que aparecen reflejadas piezas clave del complejo eléctrico como la chimenea o el parque de carbones. «He de reconocer que no recordaba bien el resultado final. De alguna partes sí, por ejemplo, sabía que había plasmado la chimenea, pero no me acordaba de todo. Han pasado más de 30 años y han sido muchos trabajos más después», explicó.

«De rodillas»

Muñoz Carrillo subrayó la «dureza» de este tipo de murales porque «hay que hacerlo de rodillas». «Me tengo que poner una goma espuma para modelar, se hace todo en el suelo», contó.

En su intervención, el ceramista también relató cómo se puso en contacto con Endesa para «pedirles una fotografía de este mural y así hacerles regresar como un hijo pródigo a la casa de mi memoria». En su lugar, la compañía optó por invitarlo para que él mismo examinara su trabajo personalmente. «La única manera que tengo para sentir el corpus de mi obra, que es también la crónica de mi vida, es intentar catalogarla lo mejor posible. Por este motivo me puse en contacto con ustedes», dijo.

«A mi edad -resumió- veo la vida como una pieza terminada que ya ha salido del horno. Ahora que la puedo contemplar, soy consciente de mi trabajo, de mi esfuerzo y de mi vocación, pero también de todas esas fuerzas incontrolables que nos construyen. Tomen ustedes la cerámica como una metáfora de la vida».

«Esta central térmica tiene pasado, pero también mucho presente»

Entre los asistentes al acto, destacó la presencia del director general de Endesa Noroeste, Miguel Temboury. «El testimonio y la obra de Vicente -manifestó- pone de manifiesto que esta central tiene pasado, pero también mucho presente». Temboury unió los valores del ceramista con los de Endesa porque «apreciamos el arte y eso incluye emocionarnos con una historia personal modélica como la suya». También se refirió a la trayectoria de Muñoz Carrillo al subrayar que «es un ejemplo de dedicación al trabajo, de pasión por las cosas bien hechas y de mantener la ilusión sin importar la edad y las dificultades». A partir de ahora, añadió, «cuando los trabajadores de esta central vean este mural, que lleva aquí muchos años, a parte de ver la bella estampa de los orígenes de Endesa en As Pontes, también verán su valentía para afrontar retos, su disponibilidad para pertenecer a un equipo y su compromiso con el trabajo. A partir de hoy, le consideramos parte de la familia que componemos todos los que trabajamos en Endesa. Estamos todos muy orgullosos de tenerlo entre nosotros».

En la reinauguración, también tomó la palabra el empleado de menor edad de la plantilla, David Vázquez. «Este mural es una de las primeras imágenes que se me quedaron grabadas cuando pisé por primera vez las instalaciones», recordó. Vázquez aludió a la «eficiencia» con la que se trabaja en la planta y se comprometió a «seguir poniendo todo nuestro esfuerzo para mantenernos como un referente mundial». Por su parte, el director de la unidad de producción térmica, Marcelo Rinaldi, señaló que «es un día lleno de emoción» que «nos permite conocer un trabajo bien hecho a través de su autor».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Una reinauguración 34 años después