Centenares de mantecados ponteses elaborados cada día de forma artesanal

La panadería Hermanos Díaz, gestionada por la tercera generación, sigue apostando por la receta tradicional

Centenares de mantecados ponteses elaborados cada día de forma artesanal La panadería Hermanos Díaz, gestionada por la tercera generación, sigue apostando por la receta tradicional

AS PONTES / LA VOZ

Con el mimo y la delicadeza con la que se desarrolla cualquier actividad artesanal. Así se elaboran cada días los más de 500 mantecados que salen del horno de la panadería Hermanos Díaz de As Pontes. «Cómo mínimo hacemos 50 docenas, pero hay días, fines de semana y épocas como fiestas y Navidad en las que estamos desbordados», explica Ángel Díaz, uno de los responsables de la empresa familiar. Él, junto a su hermano -Pepe-, integra el tándem que representa la tercera generación de una panadería que puede presumir de seguir apostado por la receta tradicional. Y si no que se lo pregunten a su madre, Manola Bouza. «Aquí las hacemos como siempre. Ya les digo que, o se siguen haciendo así, o se no se hacen», señala. «Mi madre -apunta Díaz- no quiere que se hagan de otra manera, es extremadamente responsable con las elaboraciones que salen de aquí y nuestro compromiso con los clientes sigue siendo ese». ¿Cuál es la receta de su éxito? «Tener unos buenos ingredientes es fundamental», subraya Díaz. Sus huevos, dice, «son los mejores», pero la manteca no se queda atrás. En concreto, la suya llega de otra factoría de referencia en la zona, Queserías del Eume. A esos ingredientes -los huevos y la manteca- añaden el azúcar y la harina. Una buena materia sumada a una elaboración tradicional que da como resultado un producto exquisito que no deja de recibir halagos.

Hasta las cápsulas, a mano

Todo se hace a mano. Incluso le dan forma a las cápsulas que envuelven a los mantecados. Ese es uno de los muchos trabajos que no se ve y que, en el caso de la familia Díaz, aprovechan para hacer «mientras vemos la televisión. Hay que sacar tiempo de donde sea». Cajas y cajas de cápsulas que almacenan en sus instalaciones «para tener provisiones en las épocas de más demanda». A cucharadas se rellenan y espolvorean de azúcar.

De ahí al horno. A uno que lleva funcionando 50 años y que también es clave en el proceso de elaboración de unos mantecados tan tradicionales. Ahí ya los hacía la madre de los actuales propietarios en 1964, año en el que se casó con Abel Díaz, segunda generación de la familia de panaderos. Bouza recuerda que «empezamos regalando los mantecados». Pero gustaban tanto que «después nos los pedían muchísimo». Así, de hacerlos «solo por encargo» acabaron por elaborar centenares de mantecados al día, tantos como unos 600. A seis euros la docena.

Torta pontesa

Pero de los hornos de la panadería Hermanos Díaz no solo salen mantecados y pan «elaborado de forma manual». Su torta pontesa, receta de la matriarca, lleva camino de convertirse en un dulce igual de famoso. ¿Lo conseguirá? Pruébenla y lo sabrán.

«Nuestra elaboración es la de siempre. O se hace así o no se hace», señalan

Ellos mismos dan forma a los envoltorios, «mientras vemos la televisión»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Centenares de mantecados ponteses elaborados cada día de forma artesanal