El colectivo pontés Adiante hace efectivo su traslado temporal a un local en la calle Balsa

El ejecutivo local mantiene su compromiso de ceder un nuevo espacio, municipal, a la entidad


as pontes / la voz

La Asociación de Persoas Alcólicas Rehabilitadas Adiante de As Pontes tiene nueva sede. Desde principios de mes, la entidad presta sus servicios en un bajo comercial de la calle Balsa. En concreto, la agrupación se ubica ahora en un espacio anexo al local que ocupa el sindicato CIG.

El colectivo es uno de los afectados por las obras de acondicionamiento del entorno que separa la calle Ramón Cabanillas del parque municipal. El proyecto de acondicionamiento de dicha parcela para destinarla a usos lúdicos implica el derribo de los inmuebles existentes y, de ahí, el traslado forzoso de una entidad que prestaba sus servicios en esa localización desde hace años.

No obstante, tal y como explica el presidente de la entidad -Salvador Baamonde-, «tenemos la promesa del equipo de gobierno de que vamos a contar con ellos para afrontar la situación en la que nos encontramos tras el traslado». El directivo se refiere a los gastos a los que han tenido que asumir para acondicionar el nuevo local que acoge ahora la sede de la entidad. «Valoramos diferentes opciones, pero no había muchas alternativas desde el punto de vista económico. Además de algo asequible, para nosotros era imprescindible contar con el espacio suficiente para poder realizar nuestras actividades», detalla Baamonde. Entre otras, cita, la terapia de grupo. «Tenemos que vernos las caras, que el sitio sea amplio, no podemos estar unos de espaldas a los otros», señala. Así del antiguo local, de propiedad municipal, han pasado a su nueva localización, en una de las entradas principales, hasta ahora, a la villa minera.

Características

Desde principios de junio, Adiante presta sus servicios en el nuevo local, de unos 200 metros cuadrados de superficie. «Nos hubiéramos apañado con algo un poco más pequeño, pero no había cosa intermedia», apunta el presidente.

Las instalaciones disponen de una amplia sala de terapia, así como de un espacio específico para la realización de talleres. A esto se añaden oficinas para el equipo directivo, para el educador social y para la psicóloga de la entidad. En las últimas semanas, la agrupación completó diferentes tareas de acondicionamiento del local entre las que destaca la creación de algunas de las estancias y la mejora energética de las instalaciones «con la colocación de focos de bajo consumo para ahorrar todo lo que podamos».

En total, las obras efectuadas tienen un coste estimado de más de 20.000 euros. La nueva situación de Adiante, indica Baamonde, «supuso tener que enfrentarse a un panorama incierto con gastos en el acondicionamiento del local y en el alquiler, pero confiamos en contar con la ayuda del ayuntamiento. Así nos lo han reiterado en varias ocasiones y así esperamos que se materialice lo antes posible para poder desarrollar nuestra actividad con toda normalidad».

Compromiso firme

En este sentido, desde el Concello pontés avanzan que, tras mantener varias reuniones con la dirección de la entidad, «nuestro compromiso con ellos sigue más vigente que nunca». Así lo asegura la teniente de alcalde de la localidad, Montserrat García Chavarría, quien confirma que «no solo seguiremos brindando nuestro apoyo, sino que incrementaremos de forma considerable la cantidad que se les viene otorgando para que puedan cubrir correctamente todas sus necesidades». Además, García subraya que «en cuanto podamos, les facilitaremos unas instalaciones definitivas para puedan seguir ejerciendo sus funciones como hasta ahora. Esto es algo transitorio».

En la actualidad, Adiante atiende a más de medio centenar de usuarios ponteses. Una cifra similar a la que se viene enfrentando en los últimos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El colectivo pontés Adiante hace efectivo su traslado temporal a un local en la calle Balsa