Rescatan en zódiac a un menor de 16 años en coma etílico que estaba solo en una cala de acceso prohibido en Ares

ARES

La jefatura de la Policía Local va a presentar una queja formal contra el 112 por el protocolo de alertas

03 ago 2021 . Actualizado a las 23:18 h.

La Guardia Civil del cuartel de Mugardos, en colaboración con la Policía Local de Ares, rescataron el lunes por la tarde a un menor de 16 años, domiciliado en Ferrol, que se encontraba en coma etílico. El suceso se registró en la cala Centeás, situada en las inmediaciones de la playa de Estacas, en una zona de acantilados a la que está prohibido acceder desde hace un año por el desprendimiento de rocas. Según la información recogida al respecto, el menor, que estaba solo, se saltó el cierre de la escalera de acceso, y cuando se encontró mal por el consumo de bebidas alcohólicas llamó por teléfono a un amigo, que fue el que dio la voz de alarma. La Guardia Civil solicitó la colaboración de la Policía Local de Ares para proceder al rescate y, ante la imposibilidad de que la ambulancia y los sanitarios pudiesen acceder a ese lugar desde tierra, hubo que recurrir al Club Náutico de la villa para llegar por mar hasta la zona en la que se encontraba el joven. Personal del citado club pilotó una zódiac con un médico y miembros del equipo de rescate y, tras recoger al menor, que estaba inconsciente, lo trasladaron al puerto de Ares, donde ya lo esperaba una ambulancia en la que fue llevado al hospital Arquitecto Marcide de Ferrol.

La jefatura de la Policía Local de Ares anunció este martes que va a presentar una queja formal ante el 112, porque los agentes municipales no fueron informados hasta media hora después de que se diese la voz de alarma. Y es que, según apuntan, desde la Central de Atención ás Emerxencias de Galicia del 112 se movilizó en primer lugar a la Policía Autónomica, que no tiene presencia en la zona de Ares, y después a la Guardia Civil. «Coincidió que estaba operativa la de Mugardos, pero podría darse el caso de que tuvieran que acudir desde San Sadurniño o As Pontes, con lo que nos podríamos encontrar con un fatal desenlace hasta que llegaran al lugar de los hechos, cuando la Policía Local de Ares estábamos a dos minutos», apuntan. El propio lunes contactaron con el 112 para preguntar por qué motivo no los habían avisado a ellos siendo los que estaban más cerca y la respuesta que se les dio es que, según el protocolo, en el caso de menores tienen que alertar en primer lugar a la Policía Autonómica. En opinión de la jefatura de los agentes aresanos, dicho protocolo es erróneo y tendría que ser actualizado.