Tres remolcadores intentarán de nuevo desencallar el Blue Star con las próximas mareas vivas

La maniobra se llevará a cabo entre el martes 10 y el domingo 15 de este mes y se requiere fuerte oleaje


Ares

Con el combustible retirado del Blue Star se da por finalizada la primera fase de actuación en la embarcación encallada en la ría de Ares desde hace once días, ya sin peligro de contaminación ni para personas. Esta mañana, la casa consistorial del municipio acogió una reunión preparatoria con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Protección Civil, representantes del Concello aresano y de las empresas que participan en las labores, para determinar los siguientes trabajos que se acometerán en busca de retirar la embarcación del entorno de las islas Mirandas. 

El operativo consistirá en un nuevo intento de remolcar la embarcación durante las próximas pleamares más importantes del mes, previstas entre los días 10 y 15 de diciembre. Pero será necesario que se reproduzcan las condiciones adversas de mar, el oleaje, que ayudó en su día a que el barco enrocase. «El barco entró a las 23.30 horas, faltando una hora para la pleamar, y con olas de entre 6 u 8 metros. Se tienen que reproducir en cierta medida las circunstancias para poder sacarlo, se necesita pleamar y olas», advirtió el alcalde, Julio Iglesias. La naviera propietaria de Singaoore MTM y la empresa holandesa encargada del operativo, SMIT Salvage BV, deberán presentar ahora la Capitanía Marítima de Ferrol este operativo que debe ser autorizado por el organismo estatal. Ya se cumplió la primera condición impuesta: que no haya combustible a bordo.

Ayer por la tarde culminaron las labores de extracción de las 105 toneladas de fuel con las que viajaba el quimiquero.

Los trabajos seguirán siendo de lo más complicados después de una laboriosa extracción de fuel que se efectuó en tiempo récord y sin incidentes salvo el pequeño vertido que se registró ayer. Ante las críticas de otros grupos políticos el alcalde incidió en que el vertido fue minimo. «Salvo los litros que cayeron ayer no hubo ninguna incidencia. El sistema está preparado para bombear entre 5 y 8 metros cúbicos a la hora, en condiciones óptimas. Ayer no las había porque era la parte más densa, se estaban extrayendo entre 2 y 3 metros cúbicos a la hora. La rotura de la manguera fue cuestión de un minuto, así que cayeron unos litros», detalló.

Preparación del barco

Durante los próximos días antes de la llegada de la principar pleamar del mes, las labores consistirán en el montaje de equipos en tierra y en la preparación del propio barco. «En la reunión nos expusieron que los trabajos a bordo son muy importantes, hay que preparar el barco para el rescate. Implica, mientras se espera a esas condiciones del mar, tener el operativo marítimo perfectamente diseñado ya que el plan de rescate implica un plan de tiro y ellos deberán tener concretada la maniobra. Y la preparación del barco para el momento», detalló el regidor. Se expuso la previsión de que participen tres remolcadores en este proceso. Se apunta a la posible actuación en elementos clave como el ancla o el timón.

Por su parte, el Concello continuará con la colaboración en el operativo con la circunscripción de las áreas, la señalización, terrenos y de interlocución.

Aunque este operativo será el primero que se lleve a cabo sin fuel no se descarta que resulte, otra vez, imposible. Entonces la intención sería proceder al desguace de la embarcación hasta que se pueda remolcar el casco. El objetivo es aligerar el peso hasta que el barco reúna mejores condiciones de flotabilidad y pueda retirarse la estructura del punto costero aresano. Este sería un operativo mucho más completo, se alargaría en el tiempo y requeriría habilitar una amplia zona de trabajo en tierra. «Por tierra el Blue Star está a cien metros, ¿qué barco puede acercarse? Encallaría», advierte el primer edil.

«Pido que se revise el protocolo de la zona de fondeo»

 El primer edil de Ares también busca que lo ocurrido sirva para mejorar las medidas de seguridad en la ría. «En el año 2014 nos presentaron el proyecto para convertir la ría de Ares en zona de servicio, una parte de A Coruña y otra de Ferrol. La ría era una zona libre de fondeo, por lo que no se llevaba registro de ninguna embarcación. Con la entrada de la zona de servicio, las embarcaciones siguen fondeando gratis pero necesitan pedir autorización. Se planteó como un mecanismo de control de manera que en esta ría no entre ningún barco ni salga sin autorización y conocimiento de dónde fondeó. Pero ahora la experiencia nos dice que faltan cosas. Deberíamos dar el paso para crear una torre de control que asigne la zona de fondeo, ahora lo hace cada capitán donde le parece aunque elija mal la zona, como le pasó al Blue Star», expuso Iglesias.

Recordó que al embarcación el día del encallamiento, una vez fondeada el temporal le hizo garrear, es decir, arrastró el ancla. «En esos momentos se debería llamar a una torre de control para pedir otra zona», insistió. El Blue Star levantó anclas y decidió salir al mar a capear el temporal o buscar otra zona. «En ese momento le ardió la máquina y el temporal los llevó hasta donde los llevó. «¿Qué fracasó del protocolo? La autorización de zona de fondeo debe implicar una zona específica, y la asignación debe suponer también un control desde la torre. Así, si hay un mínimo de dificultad se puede actuar rápidamente, hay medios de apoyo. Pido que se revise el protocolo», insta el regidor.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Tres remolcadores intentarán de nuevo desencallar el Blue Star con las próximas mareas vivas