«En Ferrolterra aún hay muchísimas familias que carecen de casi todo»

Isa Margharetto, cofundadora de Ares Soliario y voluntaria del banco de alimentos, afirma que «la solidaridad es imprescindible para que una sociedad pueda funcionar»


ARES / LA VOZ

Isa Margharetto (1967) vino al mundo en Monzón, en Huesca. En la localidad natal, por cierto, de uno de los mejores atletas españoles de todos los tiempos, el vallista Javier Moracho, cuya familia estaba unida a la suya por intensos lazos de afecto. Pero aun habiendo nacido en el Pirineo oscense, donde su padre tenía entonces una empresa de montajes industriales, pocas personas se sienten más aresanas -como ella misma recalca- que Isa. En Ares vive desde que sus padres regresaron a Galicia, cuando ella tenía cinco años. En Ares trabaja. Y desde Ares lleva a cabo una intensa labor en el ámbito humanitario que canaliza, como voluntaria, a través de todo tipo de organizaciones. Cofundadora de Ares Solidario, tiene una actividad constante, también, en el Banco de Alimentos.

-¿La crisis ha pasado, o sigue estando ahí...?

-Ahora mismo, gracias a Dios, ya son muchas menos las familias que piden ayuda en Ferrolterra. Por fortuna, el mercado laboral ha ido mejorando, y eso ha repercutido para bien en la mayor parte de las familias. De todas maneras, aún hay muchísimas familias que lo pasan muy mal en toda la comarca. En Ferrolterra aún hay muchísimas familias que carecen de casi todo. Eso se ve muy bien desde el banco de alimentos. A menudo te encuentras con personas que te dicen que no solo no pueden ayudar, sino que en realidad necesitan ayuda. Y hay muchísimas personas que ni siquiera lo dicen, porque es que ni siquiera se atreven a pedir la ayuda que necesitan.

-Supongo que pedir ayuda no debe de ser fácil...

-No, claro. Quien de verdad necesita ayuda y nunca se ha visto en dificultades, a veces se siente incapaz de pedir auxilio. Pero yo, frente a eso, siempre recomendaría decir con claridad lo que pasa, no esconderlo. Aquí estamos para ayudarnos los unos a los otros, y un día te ves bien, pero al día siguiente te puedes ver hundido. El mundo es redondo y da muchas vueltas. Así que no hay que tener vergüenza de pedir apoyo cuando precisas que te ayuden para poder salir adelante de una situación.

-¿Hasta qué punto sigue siendo necesario que la sociedad civil se involucre en las iniciativas de carácter humanitario? ¿Las Administraciones públicas son incapaces de hacer frente a esas situaciones?

-Cuando las cosas se ponen difíciles, lo importante es que los ciudadanos nos apoyemos entre nosotros. Las Administraciones públicas son más lentas. Y evidentemente hacen una labor insustituible. Los Servicios Sociales hacen una labor excepcional. Pero la respuesta inmediata ante un problema de la gente tiene que partir de la calle. La solidaridad es imprescindible para que una sociedad pueda funcionar..

-¿Y la sociedad gallega es solidaria?

-Sí, la sociedad gallega es muy solidaria, y siempre responde cuando se la necesita.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

«En Ferrolterra aún hay muchísimas familias que carecen de casi todo»