Ares convertirá el «alboio de Quinín» en un centro de interpretación pesquero

El Concello consigue fondos para rehabilitar el singular edificio del puerto de Redes


ARES / LA VOZ

Es, sin duda, uno de los edificios más emblemáticos del puerto de Redes. El «alboio de Quinín», situado junto a la playa de la pintoresca villa marinera, se encuentra en estado ruinoso. Aunque esta situación tiene los días contados. El Concello de Ares acaba de conseguir fondos para transformar el pequeño inmueble en un centro de interpretación de las tradiciones marineras.

Era una antigua reivindicación de la Agrupación instructiva de Caamouco. De hecho, su antiguo presidente, Ernesto López, recuerda como, durante años, insistió en la necesidad de recuperar este edificio singular, situado en plena playa de Area Morta, donde el conocido pintor Joaquín Rojo, conocido popularmente como Quinín, siempre soñó con construir su pequeño rincón de trabajo. Una idea truncada, por su fallecimiento.

Previamente, según relata López Naveiras, el galpón, construido en 1900, habría sido una vivienda. Después se utilizó como almacén para guardar tanto las redes como los aparejos relacionados con la pesca de la sardina. Y tras el deslinde del litoral, pasó a manos de Demarcación de Costas, organismo que lo cedió al ayuntamiento.

Ahora, la junta directiva del Galp Golfo Ártabro Norte acaba de aprobar el proyecto presentado por el gobierno de Julio Iglesias para devolverle la vida a un inmueble en el que los temporales de enero causaron estragos, dejándolo sin parte del tejado y acelerando con ello su deterioro.

La iniciativa municipal busca restaurar este minúsculo edificio de bajo y piso, que apenas suma 24 metros cuadrados de superficie útil por planta, para crear un pequeño centro de interpretación pesquero.

Según apunta el regidor, la puesta a punto del «alboio de Quinín» contribuirá a la recuperación del patrimonio cultural marítimo. No en vano, explica que albergará una exposición acerca de las tareas relacionadas con las artes de pesca propias de Redes, las cabrias. Un término que se refiere a los armazones de madera que utilizaban los marineros de la villa para secar las redes -hechas de hilo de algodón- y evitar así que se pudrieran.

Así, el proyecto, presupuestado en unos 76.000 euros, permitirá mostrar la importancia de la vida marinera en la historia de este puerto con encanto, y con un marcado atractivo turístico.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ares convertirá el «alboio de Quinín» en un centro de interpretación pesquero