El Concello retoma las obras de renovación del parque de Fontelonga

Beatriz García Couce
Beatriz Couce FERROL

FERROL

El concejal de Urbanismo, Julián Reina, en las obras del parque de Fontelonga, en Caranza
El concejal de Urbanismo, Julián Reina, en las obras del parque de Fontelonga, en Caranza Cedida

El concejal de Urbanismo visitó la zona

29 nov 2022 . Actualizado a las 22:48 h.

El Concello ferrolano retomó ayer los trabajos de renovación del parque de Fontelonga, ubicado en Caranza, que quedaron paralizados tras entrar en concurso de acreedores la anterior adjudicataria. El concejal de Urbanismo, Julián Reina, acompañado de técnicos municipales y de la presidenta de la asociación vecinal, María del Pilar Venancio, visitó la zona, en donde explicó que se había optado por la mejor solución para que el proyecto quedase parado durante un año, al formalizar la cesión del contrato con otra compañía.

El concurso de acreedores de la primera adjudicataria se produjo en agosto, cuando, según Reina, se inició un exhaustivo trabajo para que se pudiese retomar la intervención. La Xunta de Goberno Local dio visto el bueno a la cesión a la nueva concesionaria de las obras el pasado 24 de octubre.

La renovación de esta gran área verde cuenta con un presupuesto que supera el medio millón de euros. Incluye la habilitación de tres zonas de juegos, la instalación de una tirolina, la construcción de una pista multideporte, la colocación de nuevo mobiliario urbano y la plantación de más árboles, con el objetivo de revitalizar ese espacio.

Cada zona de juegos estará orientada a una franja de edad. La primera, para los más pequeños, contará con un arenero de cerca de 50 metros cuadrados, un escritorio de arena con tres asientos, un balancín triple y una zona de bancos para los mayores.

La segunda, de 300 metros, dispondrá de un gran número de juegos para los niños de más edad, y estará unida con la primera con una tirolina de 33 metros de longitud. 

También para los jóvenes

Para los jóvenes habrá una pista con dos canastas y porterías de fútbol, una zona de canasta de baloncesto sorpresa y un área de calistenia.

La aspiración del gobierno local es que se convierta «en un punto de encontro para os habitantes de toda a cidade».