Un árbol de doce metros se desploma sobre la parada de taxis de O Inferniño en Ferrol

FERROL

El incidente dañó la marquesina y el tendido eléctrico. Otro ejemplar cayó sobre el tejado de la escuela infantil de Caranza y el viento levantó la cubierta de la piscina del complejo Javier Gómez Noya, que permanece cerrada

20 oct 2022 . Actualizado a las 21:59 h.

Las fuertes rachas de viento que azotan la zona comenzaron ya a dejar un reguero de incidentes de consideración. El de mayor gravedad, la caída de un árbol de unos doce metros de alto en las inmediaciones de la plaza del Inferniño. Uno de los ejemplares de la alineación de chopos existente en la isleta contigua a la carretera de Castilla, junto al carril de la parada de taxis de Porta Nova, se desplomó pasada la una del mediodía de este jueves, quedando tendido de forma transversal sobre la calzada. Y derribando parcialmente la marquesina de la parada.

Solo la suerte evitó que los daños fuesen mayores, ya que en ese momento no se encontraba en la parada ningún vehículo ni tampoco pasaban personas por la zona. Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Policía Local de Ferrol, los bomberos y también personal del servicio municipal de jardines. Integrantes de estos dos últimos se encargaron de talar el árbol y trocear las ramas afectadas para retirarlas de la vía pública, dejando a la vista que el árbol se encontraba parcialmente podrido en su interior. Para mantener la actividad del servicio de los taxistas, se habilitó una parada alternativa en un carril paralelo al habitual. Hace tiempo otro árbol de la misma alineación ya había tenido que ser talado porque daba problemas. Sin embargo, desde el Concello de Ferrol se traslada que no existe ningún informe que acredite el mal estado de esos árboles ni que constituyesen un problema de seguridad. Según fuentes policiales, también afectó al tendido eléctrico y operarios del servicio municipal también se desplazaron al lugar para repararlo.

Otro árbol caía parcialmente por la mañana en el recinto de la escuela infantil de Caranza, perteneciente a la red autonómica A Galiña Azul. La rama desgajada solo causó daños materiales en el tejado, pero, según confirmaron desde la Consellería de Política Social, no fue necesario modificar el desarrollo de la actividad en el centro educativo, dependiente del Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar. La rama quedó retirada por la tarde, tras la visita de técnicos especializados del organismo autonómico.

Por otra parte, la piscina del complejo deportivo Javier Gómez Noya, en Caranza, permanece cerrada al público después de que una plancha del tejado volase con el viento. En previsión de que otras partes de esa cubierta pudiesen levantarse, el Concello de Ferrol decidió suspender la actividad en principio hasta mañana, ante la previsión de que continúen soplando fuertes vientos.

Los bomberos de Ferrol recibieron a lo largo de esta jornada más de una quincena de alertas por incidencias relacionadas con el mal tiempo, la mayor parte de ellas relativas a la caída de árboles que afectan a tendidos eléctricos, y repartidas por buena parte de la comarca.