Ingeniero, portero del Somozas y al frente de una firma internacional de sombreros

Carla Elías Martínez
Carla Elías FERROL

FERROL

Marcos Souto ya vende sus diseños de Blade Hats a países como EE.UU., Canadá, Australia o Inglaterra

24 ene 2022 . Actualizado a las 11:17 h.

Es ingeniero naval. También el portero de la UD Somozas. Y desde hace dos años, responsable de una firma internacional de sombreros, Blade Hats. «Siempre me gustó la música rock y el heavy metal. Desde los once años iba a clases de guitarra y los veranos a festivales, donde veía a mucha gente llevar sombreros. Siempre quise comprar alguno pero no los encontraba tan chulos como los que llevaban los roqueros», explica Marcos Souto (1991, Cedeira).

De su pasión por le rock, la lectura de las biografías de sus músicos favoritos, y de artistas que le atraen, como el surrealismo de Dalí, llega su inspiración. «Me gusta hacer sombreros muy detallados, envejecidos, con efectos...», describe, y destaca que su producto «es único» y para toda la vida. No sigue una cadena de gran producción y utiliza materiales de gran calidad. «Cada molde tiene nuestras medidas y dimensiones. Un sombrero te dura toda la vida. Es como un instrumento, que por muy viejos que se pongan siempre suenan y quedan ahí. Se convierte en una pieza de decoración», describe. También se diferencia de las empresas familiares que elaboran este tipo de complementos. «Lo que me diferencia de los extranjeros que hacen esto es que para ellos viene de familia, heredado de los bisabuelos, y aquí mi padre tuvo que hacer las herramientas de cero», explica.

Manda sus creaciones a puntos de todo el mundo como Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Australia, Portugal, Inglaterra o España. «Llevo unos 120 hechos», contabiliza. El tatuador Fredy Tomas o Víctor Andrés, de Mago de Oz, lucen ya sus diseños. «Lo que más me sorprendió fue tener encargos de tatuadores, sobre todo bastante conocidos a nivel mundial, o artistas que escuchaba de pequeño me han comprado, otros me siguen en Instagram...», destaca. ¿A quién le gustaría llegar a ver con uno de sus diseños? «Sin duda ninguna, a Slash y Axl Rose, de los Guns N’ Roses», desea Souto.