Los institutos de Ferrolterra afrontan el curso con protestas por el recorte de docentes

BEATRIZ ANTÓN FERROL / LA VOZ

FERROL

Personal del IES Canido marca la ubicación de cada pupitre para mantener la distancia de seguridad entre alumnos, que pasa de 1,5 a 1,2 metros
Personal del IES Canido marca la ubicación de cada pupitre para mantener la distancia de seguridad entre alumnos, que pasa de 1,5 a 1,2 metros CESAR TOIMIL

Pese a haber incrementado la matrícula, el IES Concepción Arenal y el IES Sofía Casanova encaran el inicio de las clases con menos profesores que el curso pasado

14 sep 2021 . Actualizado a las 14:06 h.

Si el curso pasado arrancó en los institutos de la comarca con mucha incertidumbre y estrictas medidas de seguridad para hacer frente al covid, este año la cuenta atrás para el inicio de las clases viene marcada por las protestas por el recorte de las plantillas docentes. Las Anpas de los centros públicos denuncian que las ratios aumentan mientras los cuadros de personal adelgazan hasta para volver a los niveles precovid -pese a que todavía no se ha ganado la batalla al virus-, y desde algunos institutos ya advierten de que la falta de profesores les impedirá comenzar el curso «con normalidad».

La situación preocupa, y mucho, en centros como el IES Sofía Casanova de Ferrol, donde, si no se da respuesta a sus reivindicación, el nuevo curso 2021-2022 comenzará mañana con cuatro profesores menos que los 58 solicitados a la Xunta, es decir, con 54. Pese a que este año la matrícula se ha incrementado considerablemente -rebasando los 600 alumnos y con un grupo más en primero de Bachillerato-, el centro dispone de menos docentes que el curso pasado (cuando hubo 61) e incluso que el curso 2019-2020 (55).

Desde el instituto ubicado en el barrio de Recimil indican que esos cuatro profesores que les faltan resultan fundamentales para poder ofrecer al alumnado clases prácticas en algunas materias (talleres y laboratorios), atender a la diversidad e impartir módulos comunes de FP Básica al alumnado de dos ciclos del CIFP Ferrolterra. Pero no solo eso, sino que también alertan de que algunos de sus proyectos más innovadores -como el StemBach o el Club de Ciencias- corren el riesgo de desaparecer si no se mantiene la plantilla del curso pasado.