La vacunación sin cita llega hoy al barrio de Esteiro tras el éxito de FIMO

Bea Abelairas
Bea abelairas FERROL / LA VOZ

FERROL

Vacunación sin cita en FIMO
Vacunación sin cita en FIMO CESAR TOIMIL

En la primera jornada 383 personas acudieron a esta convocatoria en el área de Ferrol

13 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La vacunación contra el covid sin cita que se estrenó el sábado en FIMO llega hoy y mañana al barrio de Esteiro. En la primera jornada fueron 383 personas las que pudieron acceder por un sistema que abre la protección contra el coronavirus a muchos perfiles diferentes: desde personas de otros países que están temporalmente en Ferrol a emigrantes retornados o gente a la que nunca le llegó la cita porque sus datos no estaban actualizados. Aunque no tengan tarjeta del Sergas en unos minutos se les crea un código para su primera dosis.

¿Qué hay que hacer para vacunarse sin cita hoy y mañana?

Solo hay que acudir al punto de vacunación que se va a abrir en el campus de la Universidade de A Coruña en el barrio de Esteiro. Cualquier persona, sin importar que pertenezca a la comunidad universitaria, puede personarse en cualquier momento del día, entre las 09.30 y las 14.30 y las 14.30 y las 20.30 horas.

¿Cómo es el proceso para los que no tienen tarjeta sanitaria del Sergas?

Los equipos de vacunación del área sanitaria quieren llegar al mayor número de personas posible, y por esta razón explican que han creado un sistema que permite generar un alta en la red del Sergas para poner la primera dosis y para quedar en la lista de datos y ser convocados para las siguientes. En la entrada, los trabajadores sanitarios pedirán sus cartillas de identificación para que el administrativo del Sergas que esté en el interior del recinto genere una alta temporal en la red del Sergas. Con esta alta se crea el código que se imprime y con el que las personas sin cita pueden acceder, minutos después, a la sala de vacunación. Entre los vacunados del sábado estaban también personas sin domicilio fijo, visitantes de otros países y mutualistas que no habían sido citados porque sus datos no estaban actualizados en los listados que maneja el Sergas.