Una regata para poner en valor el Camiño Inglés y su vínculo con el mar

Manuel Arroyo Alves
M. Arroyo FERROL

FERROL

El nuevo pantalán de la dársena sirvió de base para el desarrollo de la prueba

15 ago 2021 . Actualizado a las 10:42 h.

Que Ferrol y su ría fueron desde el medievo punto de arribada de peregrinos de la Europa atlántica avala el valor histórico y patrimonial del Camiño Inglés. Una ruta que, si bien transitó a la sombra de otros itinerarios actualmente mucho más bulliciosos, como el Francés, recobra el pulso con iniciativas como la desarrollada ayer desde el muelle de Curuxeiras. Un total de 20 veleros tomaron la salida en la primera regata del Camiño Inglés, con la que se coge velocidad de cara al año viene. No hubo apenas público en la explanada de la antigua frigorífica, ni actuaciones en directo. Tampoco jaimas con propuestas gastronómicas. Sí en la Red, la alternativa segura para divulgar este tipo de citas en tiempos de pandemia. Pero el próximo verano, todavía en Año Santo, la organización espera que soplen otros vientos, lejos de las restricciones derivadas del covid, y poder llenar así de actividad la rada en el marco de la tradición jacobea.

La asociación O Camiño comeza no mar y el Club do Mar Ferrol son los impulsores de la prueba náutica que, más allá de los deportivo, tiene como objeto poner en valor el itinerario Inglés y su vínculo con el mar. Precisamente en la citada dársena interior -kilómetro cero del Camino- se dieron cita los buques participantes, procedentes de A Coruña, Sada, Ares y Ferrol. Tal y como estaba previsto, la competición se abrió a las dos de la tarde y, en torno a las cinco, regresaron los primeros veleros tras completar el itinerario en la ría ferrolana.

El Melteni, de A Coruña, fue el primero en la clasificación general
El Melteni, de A Coruña, fue el primero en la clasificación general JOSE PARDO

La clasificación general quedó encabezada por el Melteni (A Coruña), de Guillermo Blanco, Lucía Varela y Teresa González. En segunda posición, el barco ferrolano La Rabuda, con Tomás Antón y Moncho Paz. Y el tercer puesto fue para el velero aresano Golfiño, de Pepe Naya.