Reina pone el proyecto de Pardo Bajo como ejemplo de la peatonalización

FERROL

El concejal de Urbanismo dice que la transformación del viario tiene que tener como eje conductor la humanización

29 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El concejal de Urbanismo de Ferrol, Julián Reina, explicó ayer en la comisión informativa los detalles de la futura reurbanización de la calle Pardo Bajo, que, según dijo, se trata de «un proxecto que serve de mostra de como entendemos en este goberno que se deben acometer os procesos de peatonalización». El edil aseguró que las obras, que cuentan con un presupuesto de 537.703,83 euros, buscan «unha transformación do espazo público que nos permita o goce e o aproveitamento tendo como eixo condutor a súa humanización». Según explicó, se trata de aplicar criterios de accesibilidad, regeneración urbana y respeto al entorno, entendiendo para cada espacio los usos actuales que tiene, sin hipotecar su posible modificación.

Para el concejal de Urbanismo, la transformación de la calle funcionará a la perfección tanto con un uso compartido entre peatones y establecimientos hosteleros, que son los que predominan en la actualidad, como si más adelante la tipología de los negocios cambiase. «Iso débese a que con esta intervención búscase adaptar a rúa ás que van ser as súas novas protagonistas: as persoas», afirmó. En el plano técnico, Reina detalló que aunque Pardo Bajo cuenta con todos los servicios urbanísticos, «debido ás modificacións e ao estado que presentan, haberá que actuar nalgúns puntos do saneamento, tanto de pluviais coma de fecais, e do abastecemento de auga». La obra incluirá la instalación de la infraestructura para soterrar los servicios y se prevé que también vayan bajo tierra los cables en los cruces. Asimismo, se completará la instalación del gas ciudad.

En la superficie, se decidió sustituir el adoquín por losas de granito de 15 centímetros de grosor, 20 de ancho y entre 80 y 160 de longitud en la zona antiguamente destinada al tráfico, mientras que en las aceras se reutilizarán las piezas existentes. La transformación de la calle incluye la plantación de 19 cerezos japoneses que contarán con su propia red de riego y las luminarias se adaptarán al barrio de A Magdalena.