Crece la demanda de pisos de alquiler para universitarios y alumnos de FP

Beatriz Antón FERROL / LA VOZ

FERROL

Arcadio Ares, de la inmobiliaria El Callao, mostrando un piso de Porta Nova a dos universitarias. Con dos habitaciones, se alquila por 380 euros al mes
Arcadio Ares, de la inmobiliaria El Callao, mostrando un piso de Porta Nova a dos universitarias. Con dos habitaciones, se alquila por 380 euros al mes KIKO DELGADO

Las zonas más codiciadas son Esteiro, plaza de España, centro y ensanches

27 jul 2021 . Actualizado a las 13:04 h.

Estos días son muchos los jóvenes que peregrinan por las agencias inmobiliarias de Ferrol y bucean en los portales especializados de Internet con un objetivo claro: encontrar un piso para alquilar en buen estado, bien ubicado y a un precio asequible. «En mayo atendimos a muchos jóvenes que ya llevan tiempo estudiando en la ciudad y querían cambiar de piso, mientras que ahora la demanda proviene sobre todo de los estudiantes que aprobaron la selectividad y van a empezar sus estudios en el campus en septiembre», apunta Daniel Naveiras desde la inmobiliaria Lembranza de Esteiro.

Los profesionales del sector coinciden en que este año está resultando más difícil dar respuesta a la demanda existente. En primer lugar, porque la reciente implantación de nuevos estudios en el campus universitario y la ampliación de la oferta en los centros integrados de FP está atrayendo a más alumnos a la urbe naval, pero también al crecimiento que ha experimentado este verano el alquiler vacacional -adelgazando así la bolsa de pisos disponibles en estos momentos- y a que los estudiantes cada vez son más exigentes. «Los universitarios se han aburguesado y ya no les vale cualquier cosa. Quieren pisos cerca del campus y que estén equipados con muebles funcionales y modernos», explica Arcadio Ares, responsable de la inmobiliaria El Callao.

Este agente apunta que los militares que llegan a la ciudad para hacer cursos en las escuelas de la Armada también copan buena parte de la demanda de los pisos en alquiler, pero matiza que muchos propietarios prefieren arrendar a universitarios, porque «ofrecen un perfil más interesante en cuanto a la duración del contrato». «Los cursos de la Armada duran menos tiempo, mientras que con los estudiantes se aseguran el alquiler del piso de septiembre a junio, con opción de renovar cada curso», explica.