La recogida selectiva en la provincia de A Coruña creció un 14,3 %, un punto más que la media gallega

Manuel Arroyo Alves
Manuel Arroyo FERROL

FERROL

La separación de residuos doméstica inicia la cadena de reciclaje
La separación de residuos doméstica inicia la cadena de reciclaje CARMELA QUEIJEIRO

Cada habitante depositó en el contenedor amarillo 14,6 kilos

21 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Cada gallego depositó, de media, 14,6 kilos de envases en los 36.547 contenedores amarillos repartidos por el territorio. Son números en verde, aunque todavía alejados de las directrices medioambientales que fijan que en el 2025 habrá que llegar al 55 % del reciclado global, del que lo orgánico supone un 40 % y los envases, solo un 8 %. Queda mucho por recorrer, pero la provincia avanza por la buena senda, según los últimos datos de Ecoembes, la organización sin ánimo de lucro que se dedica a la recuperación de envases en toda España. De acuerdo con los resultados del 2020, A Coruña va por delante de Lugo, Ourense y Pontevedra.

De hecho, mientras que la media gallega creció un 13,4 % respecto al año anterior, la recogida selectiva en el contenedor amarillo en la provincia de A Coruña subió un 14,3 % durante el primer ejercicio marcado por la pandemia. En ambos casos, la subida es superior al conjunto nacional, donde el aumento se sitúa en el 8 %, si bien la media por persona es superior (18,6 kilos). No obstante, la mayoría de los ayuntamientos de la provincia se mueven en una horquilla de entre un 20 y un 30 % de residuos impropios, es decir, aquellos depositados erróneamente en el contenedor amarillo.

Por otra parte, la colaboración ciudadana a través del contenedor azul, el de papel y cartón, creció un 1,2 % gracias a que cada gallego depositó 15 kilos en los 14.583 depósitos que hay situados en la vía pública. Esta cifra ha aumentado un 13 % durante los últimos cinco años, según los datos de Ecoembes.