Los mejores balcones a la costa y la montaña

Carla Elías Martínez
Carla Elías FERROL / LA VOZ

FERROL

La belleza de la comarca se puede disfrutar desde los miradores más populares y otros recónditos

20 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Desde el conocido popularmente como El banco más bonito del mundo se puede disfrutar de unas impresionantes vistas de cabo Ortegal y la punta de Estaca de Bares. Un vecino de la parroquia de Loiba, Rafael Prieto, lo colocó hace más de una década y este punto de la costa de Ortigueira no tardó en ir adquiriendo una enorme popularidad hasta convertirse en un gran reclamo turístico de la zona.

El de Loiba es quizás el mirador más famoso de la comarca. Este banco dio el inicio a la instalación de otros en la zona. Como el denominado Os asentos máis duros do mundo, ubicados en el mirador de Coto do Rei, en Marraxón (Fene). Cumplen cinco años y acaban de ser repuestos tras ser objeto de actos vandálicos. O el banco de Escampones, situado en el entorno del castillo de La Palma, en Mugardos, acompañado de un cartel que lo califica como uno de los bancos más bonitos del mundo.

 

Otros puntos de especial interés de la comarca que cuentan con bancos para disfrutar de las hermosas vistas son el mirador de Monteventoso, en Ferrol, con una auténtica panorámica de los arenales ferrolanos, que alcanza la costa naronesa y valdoviñesa; o el ubicado en la ruta de senderismo que conecta las playas de San Xurxo y Doniños, un recóndito banco con exclusivas y relajantes vistas al Atlántico en el mirador da Herbosa. El turismo y el senderismo se dan la mano en muchos de estos miradores. Es el caso de la subida a las baterías de Campelo, en Valdoviño. Si le gusta la naturaleza y la montaña puede llegar hasta el Pico da Vela. En este entorno son varios los puntos desde donde podrá apreciar las vistas de la costa valdoviñesa. Otra zona que aúna estas dos propuestas es el mirador de Punta Segaño, en Ares, donde podrá contemplar dos zonas, unas vistas a la playa de Chanteiro, y otras hacia el puerto exterior. También, desde este entorno parten dos rutas de senderismo.

Si quiere disfrutar de algunas de las vistas más impresionantes de la comarca no dude en acercarse hasta el mirador del monte de Ancos, en Neda. En un atardecer despejado podrá ver la majestuosidad de la ría adentrándose entre los municipios de Ferrol, Narón y Neda.

También debe visitar el mirador de la Garita da Herbeira. Se sitúa en el punto más elevado de la sierra da Capelada, entre Cedeira y Cariño, desde donde hay unas vistas impresionantes de los acantilados más altos de Europa continental con sus más de 600 metros sobre el nivel del mar.

Y el mirador de As Fragas do Eume, ubicado en la parroquia de Monfero, desde donde se puede contemplar el parque natural y el embalse. Otra propuesta para conocer el parque natural es realizar la ruta de los Cerqueiros (unas tres horas caminando, aunque se puede recortar y hacer solo 2,5 kilómetros hasta el mirador), que termina en el balcón natural da Carbueira, con unas impresionantes vistas del río y el bosque.