Año negro para la píllara: dos nidos perdidos y ni rastro de «Campeona»

Bea Abelairas
B. abelairas FERROL / LA VOZ

FERROL

Sus movimientos se estudian e incluso lleva un GPS, pero este año se le ha perdido la pista

09 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Esta es una primavera sin buenas noticias para una de las aves más valientes: la píllara de las dunas, un diminuto pajarito muy amenazado porque crea sus nidos sobre la arena de las playas. Por eso los técnicos de Medio Ambiente de la Xunta, investigadores de la USC y voluntarios de la Sociedade Galega de Historia Natural están pendientes cada año de la llegada de las aves a la comarca para ayudarlas a sacar adelante a sus crías. Cuentan que no hay buenas nuevas: dos nidos se han perdido y no hay rastro de Campeona, un ejemplar que desde el 2015 regresa a Esmelle y que el año pasado ya perdió un nido y aún así trató de sacar adelante a otros polluelos. Los movimientos de Campeona se estudian e incluso lleva un GPS, pero este año se le ha perdido la pista, aunque desde la SGHN aún tienen esperanza de que retorne.

Cuatro parejas

Por ahora, son cuatro las parejas que han llegado a las playas de la comarca. En Valdoviño no hay ninguna; en Doniños hay dos, pero una de ellas perdió el nido y de la puesta de la otra solo sobreviven dos polluelos. En Esmelle tampoco hay noticias alentadoras, porque hay dos parejas, pero una ha perdido las crías, porque no se llegó a tiempo para proteger el nido. La otra pareja sí que está dentro de una área que se cierra con una red para que no se acerquen las personas y en especial otros animales, como los perros. Todos los implicados en la protección de esta ave recuerdan que es especialmente importante no acercarse estos días a las zonas donde están los nidos y no llevar perros sueltos a la playa.