Preocupación entre los vecinos de A Graña por grietas que achacan a las obras del túnel

Manuel Arroyo Alves
Manuel Arroyo FERROL

FERROL

Una de las viviendas afectadas en la calle Real Alta. José Pardo
Una de las viviendas afectadas en la calle Real Alta. José Pardo JOSE PARDO

La Autoridad Portuaria de Ferrol realiza mediciones específicas en la zona

07 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Las casas vibran con las voladuras y ya son visibles las grietas». Son quejas que trasladan desde la asociación de vecinos de A Graña, el barrio ferrolano donde actualmente se acometen las obras de perforación del túnel ferroviario al puerto exterior. Los principales afectados son los residentes en la calle Real Alta. Según sus testimonios, hace dos semanas que comenzaron a detectar la aparición de grietas en los inmuebles. Y van a más, dicen.

En la zona, denominada extremo oeste, se comenzó a excavar hace un mes y medio y ya se han avanzado cerca de 50 metros. «Al principio no hubo problema. Solo la molestia de los ruidos, pero ahora la mayor parte de los vecinos nos trasladaron las quejas», indican desde el colectivo vecinal, que también aconseja a los afectados que levanten partes de los daños por si fuese necesario «asistencia jurídica más adelante». «No queremos dinero; solo que nos reparen los daños causados en nuestras casas», recalcan.

La empresa adjudicataria de los trabajos ?la ute formada por Copasa, Ogmios Proyecto y Geotúnel- instaló esta semana sismógrafos para determinar el impacto de las obras, que a su conclusión conectarán la dársena de Caneliñas con el muelle interior mediante un pasadizo de 5,5 kilómetros y un viaducto de unos 900 metros. «Nos dicen que las mediciones están dentro de los parámetros, aunque hay días que las voladuras se notan fuertes», afirman, como también lo hicieron los residentes de Brión en febrero debido a los trabajos nocturnos, que se suspendieron de inmediato.