El Racing no presentará alegaciones a la roja directa a Jon García

Carla Elías Martínez
Carla Elías FERROL

FERROL

Agencia Lof

Mil aficionados podrán ver en A Malata el decisivo partido contra el Numancia

27 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Corría el minuto 59 del partido entre el Langreo y el Racing cuando el arbitro Ibai Rezola pitó una rigurosa pena máxima al considerar que Jon había derribado a Ketu en el área. Ahí no quedó la sanción. Le mostró la roja directa al defensa vasco, dejando al Racing con diez sobre el césped. El Langreo anotó el segundo gol del encuentro y devolvió las tablas al marcador, lo que obligó a los de Cristóbal Parralo a remar buscando la remontada. A pesar de la controvertida decisión, el director deportivo del Racing, Carlos Mouriz, señaló ayer que no presentará alegaciones a la decisión. «Es una decisión arbitral, no hay nada que alegar, ya tenemos experiencia con lo que suele que pasar. En estos momentos queremos centrarnos en lo que hay», explicó.

Las decisiones arbitrales están siendo de lo más polémicas esta temporada en la que el Racing está sufriendo demasiadas en sus propias carnes. El de ayer fue el quinto penalti en contra en una campaña en la que al Racing no se le ha pitado ningún penalti a favor. Tampoco es la primera vez que termina con diez en el campo, a pesar de que el equipo no se caracteriza por jugar al límite de la falta ni de la bronca. A lo largo de esta campaña ha visto como los colegiados han expulsado en diferentes encuentros a jugadores como Peñaloza, Yeferson Quintana o Álex López. Incluso, al medio centro, el comité acabó dando la razón al club cuando presentó alegaciones a su expulsión y le retiró una de sus tarjetas amarillas.

A pesar de todas las adversidades, el equipo no quiere desconcentrarse y luchará contra viento y marea para tratar de certificar ya su pase a la Primera División RFEF este sábado ante el Numancia. El deseo de Mouriz pasa por dejarlo cerrado esta jornada y poder dedicárselo a la afición. «Queremos celebrarlo ya en casa. Sería especial en este año tan difícil», reconoce. El entrenador cuenta con una amplia plantilla y podrá disponer para el centro de la defensa a Quique Fornos, que no entró en la última convocatoria.

Como en los últimos encuentros frente al Langreo y al Marino, el club repartirá mil entradas entre los abonados para poder acudir a A Malata a ver el decisivo encuentro ante el Numancia (sábado, 17.00 horas). Los interesados pueden acudir a las oficinas del estadio a partir de hoy, en horario de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 19.00 horas (miércoles y jueves). El viernes abrirá en horario de mañana. Y, el sábado, de 11.00 a 13.00 horas. Deben presentar su DNI o el carné de abonado y, en el caso de solicitar la entrada de otro abonado, también deben portar igualmente alguno de los documentos que le identifiquen.

Regreso al trabajo

Tras disfrutar el domingo y ayer de descanso, está previsto que la plantilla regrese hoy por la mañana al trabajo para preparar el importante encuentro ante el Numancia.

El cuerpo técnico ha planificado una semana de entrenamientos matinales que arrancarán con una sesión en el anexo de A Malata. El miércoles y el viernes lo harán en A Gándara y el jueves se prepararán en A Malata.