El primer año de pandemia se cierra con 624 empleos menos

Autónomos y trabajadores del hogar crecen en la comarca de Ferrol


Ferrol

Las restricciones a la actividad económica han impactado de lleno en diversos sectores productivos, y ha provocado una tendencia a la destrucción de empleo generalizada en todo el país. Ferrolterra, Eume y Ortegal, que atraviesan por una situación delicada debido a que cuentan con empresas tractoras en problemas, tampoco es ajena a esta situación. Este primer año de pandemia se cierra con 624 puestos de trabajo menos, según las estadísticas que acaba de publicar la Seguridad Social. Así, si en marzo del pasado año las tres comarcas sumaban 49.826 empleados, en este mismo mes del presente ejercicio hay 49.202, es decir, 624 menos. Implica una caída del 1,25 %.

El régimen general es el que cuenta con el mayor número de afiliados, pero también el que experimentó la mayor destrucción. De hecho, se queda con 666 empleados menos que cuando se desencadenó la pandemia del coronavirus: entonces había 35.821 y ahora hay 35.155.

No obstante, la mayor caída porcentual se produjo en el sector agrario, que, al ser uno de los sectores esenciales, no estuvo sujeto a las limitaciones que sí padecieron otros. Hace un año, este segmento de mercado contaba con 307 trabajadores -es el colectivo con menos afiliados-, cifra que se ha rebajado doce meses después hasta los 282. Supone, en términos porcentuales, un 8,14 % menos. También descendió el número de empleados del mar, pasando de 1.565 a 1.537, lo que supone una caída de cerca del 2 %.

El colectivo de empleados del hogar, que al principio de la pandemia estuvo especialmente afectado por la destrucción de empleo por los confinamientos -lo que hizo que se prescindiera de sus servicios-, se recupera ligeramente de ese bajón. Según los datos que maneja la administración laboral, en marzo del pasado año había 1.191 trabajadores adscritos a este epígrafe, mientras que doce meses después hay 1.208.

Además, se reafirma el valor del refugio del autoempleo en tiempos de crisis. El grupo de los autónomos ha vuelto a superar los 11.000 profesionales -en concreto 11.052-, frente a los 10.989 de hace un año. 

El Ortegal mejora

La mayor caída en términos absolutos y porcentuales la padece Ferrolterra, con 511 trabajadores menos. El Eume también cae, y pasa de 8.399 a 8.254, es decir, cuenta con 145 menos. Sin embargo, la situación mejora en el Ortegal, que pasó de 2.525 a 2.557, ganando pues 32 nuevos trabajadores.

Narón concentra la mayor destrucción de puestos

Narón, que cuenta con el tercer polígono industrial de mayor tamaño de la comarca, es el municipio que se lleva la peor parte en cuanto a la evolución del empleo. En el balance interanual perdió 529 puestos de trabajo, mientras que otros concellos industriales, como As Pontes y Ferrol, perdieron 76 y 68. As Somozas, que ha padecido el cierre de la fábrica de palas de Siemens Gamesa, acusa ese desmantelamiento, con 157 puestos de trabajo menos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El primer año de pandemia se cierra con 624 empleos menos