Niko Sánchez, la «mano traviesa» que se esconde detrás de las tazas más ferrolanas

La antigua discoteca La Nave, la obra de Ucha, el Racing o Las Meninas de Canido protagonizan los diseños de este apasionado del dibujo y la caricatura


FERROL / LA VOZ

Desde hace unos cuantos días, la imagen de una taza con un diseño muy ferrolano corre como la pólvora por grupos de wasap y redes sociales. Está decorada con el dibujo de un autobús azul y una frase que dice Yo fui en el bus de la Nave. A un veinteañero esa pedazo de loza estampada no le dirá nada. Pero si quien la mira anda entre los cuarenta y los cincuenta la cosa cambia. Y entonces esa loza se convierte en un nostálgico viaje a los tiempos de la adolescencia. A las locas tardes de los sábados a bordo de autobús abarrotado de chavalada con destino a la discoteca más molona de la época. Al sabor de los primeros besos en el templo juvenil de A Cabana.

«Con mis dibujos busco la emoción en todos sus sentidos, ya sea a través del humor, el sarcasmo o apelando a los mejores recuerdos», dice Niko Sánchez, la «mano traviesa» que se esconde detrás de la taza más solicitada del momento en la ciudad. Su creación inspirada en la antigua discoteca La Nave está arrasando, pero no es la única que cosecha likes en Facebook o Instagram. A Niko Sánchez también les están lloviendo los encargos de otras tazas suyas con motivos cien por cien ferrolanos, como la que rinde tributo al Racing con la frase Corazón verde y una caricatura de Pablo Rey. Las que invitan a presumir del Modernismo de Ucha a través de algunas de sus más bellas obras. O la que alimenta el orgullo de todo un barrio con una imagen de Chuck Norris, el más duro de los duros, convertido en una dulce Menina de Canido.

Algunas de estas tazas se pueden adquirir ya en el quiosco del cruceiro de Canido y en la tienda Acero y Plomo del número 27 de la calle del Carmen. O también se pueden encargar directamente, a través de su Facebook, a Niko Sánchez, que todavía no sale de su asombro por el tirón que están teniendo sus creaciones. «Es algo que comenzó como un hobby, no me esperaba que fuesen a tener tanta demanda», anota sorprendido.

Publicista de formación y dedicado profesionalmente al mundo de la fotografía y el retoque digital, este ferrolano es un apasionado del dibujo y la caricatura desde niño. Sin embargo, con el confinamiento su vena creativa se disparó y se puso a dibujar de forma casi obsesiva. «Ahora parece que los días tienen más horas y siempre estoy con el lápiz en la mano», explica Niko.

Las tazas son solo el soporte que ha elegido para algunas de sus obras, pero el catálogo de dibujos que le ha dado tiempo a crear en estos últimos meses es inmenso. Entre ellos, destaca una serie dedicada a la arquitectura de Ucha -con un toque orgánico, como si los edificios cobrasen vida en el papel-, que le gustaría sacar a la luz en forma de cromos o postales para componer un álbum didáctico dirigido a los niños, en colaboración con su buen amigo Pepe Perales. O una colección de edificios ilustrados entre los que figuran la iglesia de las Angustias o la puerta del Dique. Y luego están sus retratos de personajes populares y políticos de la tierra, a medio camino entre el dibujo y la caricatura y hechos siempre desde el respeto, como la que protagonizan Yolanda Díaz y Suso Basterrechea sumergidos en la famosa bañera del Concello, celebrando San Valentín, el patrón de la ministra.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Niko Sánchez, la «mano traviesa» que se esconde detrás de las tazas más ferrolanas