El difícil equilibrio entre mantener la salud y la economía

Tres ejemplos de cómo llevar la pandemia en el terreno laboral

 Diego Carro Rey, de Dicarre hostelería
Diego Carro Rey, de Dicarre hostelería

En estos días en los que los políticos hablan de que su prioridad es compatibilizar la lucha contra el coronavirus con evitar una recesión económica, nos acercamos a tres ejemplos que saben lo que hay que hacer para salvaguardar la economía y la salud por encima de todo. Cuidarse mucho, seguir a pies juntillas todas las recomendaciones sanitarias y reinventarse en sus negocios para poder seguir subsistiendo.

Tarros de jamón ibérico

Es el caso de Diego Castro Rey. Hace ahora seis años este emprendedor montó su empresa de distribución de vinos y aceites al sector de la hostelería, Dicarre hostelería. Todo iba bien hasta que en marzo el sector echó el cierre. Así que Diego ha tenido que abrir nuevos canales de venta en el sector de tiendas delicatesen para vender los productos que comercializa y llegar también así al consumidor para poder facturar y tratar de salvar su empresa. Y ahí nos encontramos con sus vinos, aceites y un producto que es una delicia, porque Diego ha empezado a comercializar embutidos de la firma salmantina Ibéricos Luis Bravo. En concreto jamón ibérico de bellota cortado a cuchillo y envasado al vacío en tarro de vidrio para conservar así todas sus características organolépticas. Ahí es donde radica la novedad. El tarro de vidrio contiene lo que sería una ración como las que nos servirán en cualquier local de hostelería, la loncha no se pega, no pierde la grasa y mantiene la esencia característica del recién cortado. Un sistema exclusivo y alternativo al blíster de plástico que le haría perder cualidades. Si alguien quiere darse el gusto solo tiene que hacer su pedido en el 628 500 838 o a través de comercial@dicarrehostelería.es.

Amor Pérez y Wilder Rúa, el café para llevar del mercado
Amor Pérez y Wilder Rúa, el café para llevar del mercado

El cafetín del mercado

Quienes también han tenido que reconducir su negocio para no volver a cerrar son Amor Pérez y Wilder Rúa. Esta joven pareja, no podía permitirse a estas alturas un nuevo cierre de su cafetín en el mercado, así que durante las mañanas mantiene abierta la puerta de su establecimiento para servir café y refrigerios a todos los puestos del mercado. Es su particular y limitado servicio a domicilio. Ubicados en la plazoleta ubicada entre la nave de la pescadería y la provisional, Wilder hace el servicio de envío a los puestos del mercado y Amor se encarga de la cafetera y de los pedidos de cafés para llevar. Irse a casa les supondría no poder resistir otro cierre, así que tratando de afrontar con el mejor de los ánimos esta nueva situación, cada mañana forman el equipo perfecto para mantener a sus compañeros despiertos con la adecuada dosis de cafeína y también a la gente que cada mañana pasa por la zona, camino del puerto y viceversa, y hace una parada en el cafetín de Amor. Entre tanto su Whatsapp no deja de recibir mensajes. Todos los placeros lo conocen y saben que es enviar uno y tener el café en el puesto para hacer más llevadera la mañana en el Mercado de A Magdalena.

José Antonio Graña, de Limpiezas la Ría
José Antonio Graña, de Limpiezas la Ría

El frotar se va a acabar

Por aquello de que todo está interrelacionado, le preguntamos a José Antonio Graña, de Limpiezas la Ría, cómo va el trabajo de limpiar cristales a los establecimientos de Ferrol que le han contratado el servicio, y apenado, dice que empieza a ver cómo los clientes comienzan a reducir servicios. «En lugar de dos veces por semana, una; en lugar de una vez por semana, dos veces al mes» y lo peor dice, «es que algunos ya han bajado la persiana definitivamente y ya no necesitan mis servicios». José Antonio calcula que lo más duro de la crisis económica que afecta al comercio aún está por venir. De momento sigue trabajando para comercio y hostelería, aunque estos últimos de momento no cuentan con él por el cierre de estos días. Dado que es un especialista en limpiar cristales, también recuerda que no hay cristalera que se le resista, incluso las odiosas cristaleras fijas de algunos edificios para los que trabaja en Ferrol. Si alguien requiere sus servicios como limpiacristales le puede encontrar en el 615 834 749. José Antonio lleva desde el año 98 trabajando, y orgulloso afirma que el boca a boca de sus clientes le facilita los trabajos. Desempeña su labor con soltura y con él, sí que es real aquello de que el frotar se va a acabar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El difícil equilibrio entre mantener la salud y la economía