Volver a volver


Ferrol

La vida es un continuo volver a volver. Mucho de lo que ocurre tiene precedentes que deberían ser un aprendizaje para la terrible situación que vivimos en la que se mezclan: desgracias imprevisibles con inconcebibles actitudes de pérdida de respeto a las instituciones, a quienes las componen o a los ciudadanos, que parecen anestesiados por la perplejidad que provoca contrastar lo que se dijo y lo que se dice, lo que se prometió, hasta con solemnidad y lo que se hace. O, y esto es lo más grave, lo que se dice que se hace y lo que realmente se hace. Y, poco a poco, la democracia pierde calidad o se convierte en sombra de sí misma. Por eso hay que volver a la defensa de los pilares fundamentales sobre los que se construyó nuestra convivencia. El principal: la lealtad constitucional, que no elimina ni discrepancias ni propuestas de cambio. Pero, desde el respeto a la ley.

El permanente desafío de desobedecer lo que tribunales o legítimas autoridades determinan; la deslegitimación de la Jefatura del Estado o de a la Justicia (cuando no gustan sus sentencias); la inacción o ineptitud del Gobierno ante estos hechos (y otros como la pandemia) exigen recuperar la auctoritas desde la fuerza que otorga el poder legítimo y no desde la potestas de una verdad fabricada en gabinetes de comunicación. Y eso exige la cercanía a quien espera, helándose, de frío o inseguridad, a que alguien, que puede, le devuelva lo que LE DEBE…

Y, por poner un ejemplo sencillo, cotidiano, de urgente necesidad, a nuestro alcalde le pido volver a una administración local y sus servicios a disposición plena del ciudadano…

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Volver a volver