«Iba ilusionada y no me la pudieron poner»

En el CAMF la vacunación empezó este sábado


Ferrol / la voz

A Concepción Fírvida la avisaron el viernes por la tarde de que al día siguiente (ayer) llegaban las vacunas del covid al Centro de Atención de Minusválidos de Ferrol (CAMF), donde lleva viviendo 31 de sus 61 años. «Iba muy ilusionada y no me la pudieron poner, porque soy alérgica a algún medicamento, la verdad es que es un palo gordo, porque esta era una gran esperanza para poder salir, para recuperar un poco de vida», cuenta una interna que se queja del doble impacto que ha tenido la pandemia en su vida y en la de sus compañeros. «Llevamos meses sin salir a la calle, ni en Navidades, pero espero que la vacuna llegue a todo el mundo, no solo a los que estamos en los centros, porque en las casas hay muchas personas con algún problema de movilidad como el nuestro que también lo están pasando muy mal», explica una mujer que confía en que se encuentre una alternativa para que pueda vacunarse. «Espero que se pueda consultar mi caso y el de otras personas con estas alergias para que podamos acceder a este medicamento que esperábamos como agua de mayo». A Concepción le cuesta entender que algunos de sus compañeros rechazasen ayer la vacuna por miedo a las consecuencias o los efectos secundarios. «Yo quería ponérmela, no tenía miedo, todo lo contrario, es un bien, pero es cierto que hay gente, no solo entre los internos, sino también entre los trabajadores, que no se atreven aún», explica sobre un proceso que continuará en el CAMF a partir del próximo lunes para proteger a todos los internos y cuidadores.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

«Iba ilusionada y no me la pudieron poner»