Jorge Silveira: «El objetivo de las empresas del naval es llegar vivos al arranque de las F-110»

Presidente de la patronal de firmas auxiliares de Navantia, reclama una apuesta firme e inversiones para todas las áreas de Navantia


Ferrol

Jorge Silveira, presidente de la Asociación de Empresas del Sector Naval Público de la Ría de Ferrol, cree necesario que se redoblen esfuerzos inversores en Navantia, en todas sus divisiones, para intentar paliar el bajón en la actividad hasta el arranque de las fragatas F-110.

-¿Qué va a pasar con las firmas del sector cuando, en marzo, se acabe el trabajo?

-Dentro de las empresas auxiliares hay dos tipos: las que trabajan en otros lugares de España, que tienen posibilidad de desviar empleados hacia otros sitios, que son las menos numerosas, y las que no tienen movilidad, que lo tendrán mucho más complicado. Las que yo conozco van a tomar medidas mixtas, entre ellas poner en marcha algún ERTE, pero buscando ocupación para su gente a lo largo de toda España.

-Y de nuevo, como en crisis anteriores, se producirá la descapitalización de personal en el sector y la fuga hacia otros segmentos de actividad.

-Es que la historia se repite. Se produce una deslocalización de la gente, que buscan otros sectores, aunque en esta ocasión no tengo claro a dónde se van a desplazar, con la situación tan complicada que hay.

-Hay un contrato para el astillero ferrolano, el programa de las F-110, pero la construcción en los talleres no arrancará hasta dentro de dos años.

-En la asociación pensamos que el primer corte de chapa puede que sea en septiembre del 2022, así que el peso de la carga de trabajo no empezará hasta enero del 2023. Serán dos años sin nada de trabajo, exceptuando la eólica marina en Fene.

-Son los pedidos que vendrán a generar algo de ocupación en ese período.

-Pero como ejemplo, entre todas las empresas del sector de pintura manejamos 300 trabajadores, y el eólico marino da trabajo a 60. El sector ocupa a un 25 % de nuestras plantillas, pero hay un 75 % de la masa activa que irá al paro o tendremos que mandar a otras zonas. La desgracia de Ferrol es que no tiene otro sector industrial de peso al que se le pueda desviar este flujo de personal.

-¿Cuál sería la solución para evitar estos zig-zag en la actividad?

-El futuro de Ferrol debería basarse en que los diferentes centros estratégicos que nos rodean en la ría, como son el puerto exterior, la antigua Bazán, Imenosa y Reparaciones, puedan funcionar de forma autónoma. Bazán tendría que dedicarse plenamente a la construcción militar, pudiendo competir a nivel mundial con sus nuevos talleres y su dique cubierto; una sección de Reparaciones funcionando, porque este sector está haciéndolo en todo el mundo pero aquí ha quedado muy obsoleto, por lo que necesita de un dique más grande. Habría que darle peso a Imenosa, bien sea en el sector público o en manos de una empresa privada, como está ahora Windar, y también apostar por el astillero de Fene. A todos nos gustaría que se hiciesen barcos ahí, pero si tengo que elegir entre nada y el eólico marino, me quedo con lo segundo. Ahora mismo somos líderes mundial en la fabricación de estructuras flotantes y no podemos perder esa línea.

-El sector de Reparaciones también ha acusado un parón.

-Es un sector que deja mucho dinero en la ciudad. Creo que Navantia debería de hacer un esfuerzo por hacer un centro de reparaciones muy importante, dotándolo de infraestructuras a la vanguardia del sector. Un nuevo dique para el sector tiene tanta importancia como las inversiones del Astillero 4.0. Nadie tiene en mente lo que puede suponer para las empresas de Ferrol tener muchos barcos para reparar, nos puede ayudar a sobrevivir.

-Desde todos los ámbitos se reclaman inversiones, como un futuro dique seco.

-Hemos amortizado el astillero y ahora hay que volver a invertir, con una inversión firme y seria. Navantia necesita cariño desde el ámbito político para que vuelva a ser una empresa fuerte. La empresa, los políticos, las auxiliares y los sindicatos tenemos que poner nuestro granito de arena, trabajar en una línea para defender que esto funcione.

-¿Con qué objetivo principal para las industrias?

-Nuestro objetivo es sobrevivir, llegar vivos a las F-110. Desde la asociación pedimos que intentaran adelantar la contratación de empresas para el programa, ya que así las firmas pueden tener cierta tranquilidad para tomar decisiones, aunque eso hasta después del verano que viene nos dicen que no va a ser. Nos gustaría que nos transmitieran una información más fluida de lo que quieren de las industrias auxiliares.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Jorge Silveira: «El objetivo de las empresas del naval es llegar vivos al arranque de las F-110»