El Banco de Alimentos de Ferrol, bajo mínimos

FERROL

JOSE PARDO

La recogida de este año cambia de formato por el covid y las donaciones son en dinero

18 nov 2020 . Actualizado a las 00:38 h.

La pandemia del covid-19 ha trastocado hasta la forma de colaborar con el Banco de Alimentos Rías Altas (Balrial) de Ferrol, que presta ayuda a unas 4.000 personas de toda la comarca, a través de una treintena de oenegés. Y es que, para evitar que los productos donados por particulares pasen por diferentes manos y puedan provocar contagios, este año se ha sustituido la habitual gran recogida de alimentos que se realizaba en los supermercados por otro modelo de colaboración.

El personal de los establecimientos de comida sigue colaborando, ahora de forma más activa y directa, recogiendo en la caja las aportaciones de dinero que los clientes quieran realizar al Banco de Alimentos.

El coordinador de Balrial, Manuel González, expresaba ayer para este medio «el deseo de que el experimento salga bien, porque las reservas que tenemos están en las últimas». Por la experiencia que tiene de años anteriores, «la gente es más dada a tangibilizar lo que dona y el hecho de tener que hacerlo ahora con dinero puede generar más recelo», dijo, por lo que lanzó un mensaje de confianza a la ciudadanía, en el sentido de que está garantizado que todas las aportaciones que se realicen van a llegar a su destino.

Reservas para una sola entrega

«Esperemos que todo salga bien, porque las estanterías quedarán vacías del todo cuando hagamos la entrega de la primera quincena de diciembre», aseguró Manuel González, precisando que solo hay en reserva para ese reparto 14.602 kilos de alimentos, menos incluso de los que se entregaron estos días, que alcanzaban los 15.764 kilos.

Sobre esta última entrega precisó que casi la mitad era leche, porque recibieron remesas de varias empresas que caducan en diciembre, por lo que había que darles salida ya.

En cuanto a las alimentos que más se necesitan, normalmente suelen ser leche, cacao, galletas, conservas de pescado y de vegetales, además de platos preparados, pero en esta ocasión hasta escasean el arroz y la pasta, «que nunca tuvimos que pedir, porque es lo que más se dona», apostilló el coordinador de Balrial.

Unos 4.000 destinatarios

Este responsable explicó que en la comarca de Ferrol se sigue manteniendo el mismo número de beneficiarios del Banco de Alimentos que antes del coronavirus, alrededor de 4.000 personas. A su modo de ver, es consecuencia de que «somos un pueblo de jubilados y pensionistas, por eso la pandemia no hace tanta mella en las economías familiares, y además están las ayudas de la Cruz Roja con vales de la Xunta de Galicia, el ingreso mínimo vital establecido por el Gobierno central, los ERTE y el paro», apuntó Manuel González, añadiendo que, no obstante, «el batacazo que nos puede venir cuando estas ayudas se acaben, si la situación no mejora antes, puede ser impresionante».

Los donativos: en efectivo o con tarjeta,  en la caja del súper hasta el 22 de noviembre

JOSE PARDO

La campaña de la Gran Recogida de Alimentos 2020 arrancó el pasado lunes, día 16, en los supermercados de la zona, con el nuevo formato. La colaboración de las cajeras y cajeros de los establecimientos de alimentación es indispensable, puesto que son los receptores de las donaciones de los clientes que acuden a realizar la compra.