«Lo remataron y recogieron los casquillos», señala su hermano


Pedro Sánchez Bouza insiste en que la muerte de su hermano no fue un simple atraco. «Lo remataron y recogieron los casquillos, menos uno que encontró la limpiadora cuatro días después, y lo hicieron con un arma de nueve milímetros», apunta, añadiendo que, desde su punto de vista, se trata de algo que estaba preparado y no de unos ladrones a los que la víctima hizo frente. A su modo de ver, el hecho de que «Miguel Ángel mantuviese una relación desde hacía un año con una chica colombiana del club de alterne Night Caprice, con la que salía fuera del establecimiento, la llevaba a la playa... estaría causando perjuicios a alguien, porque en estos locales las hacen trabajar constantemente hasta que pagan la deuda que les atribuyen por traerlas a España».

El juez Alejandro Morán Llordén abrió en esa época una macrocausa contra la prostitución y el tráfico de personas, con sucesivas redadas en los clubes de alterne de la ría, sin resultado alguno respecto a este caso. En el juicio, la defensa de los procesados llegó a decir que se buscaba a un asesino y no a prostitutas que residían con residencia ilegal.

Uno de los agentes de la Guardia Civil que participó en las redadas había manifestado a La Voz entonces que estaba convencido de que el dueño de uno de esos clubes, que falleció poco después del crimen, se había llevado a la tumba el secreto de la muerte de Miguel Ángel.

Su hermano Pedro concluye que «aún ahora se podría investigar, aunque si encontraran al culpable sería condenado sin ir a la cárcel, pero por lo menos se aclararía lo que ocurrió».

Cuando ocurrió la tragedia, Miguel Ángel vivía con sus abuelos, ya fallecidos, y su madre, que a día de hoy sigue con la espina clavada de no saber por qué y quién mató de una forma tan brutal a su hijo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«Lo remataron y recogieron los casquillos», señala su hermano