La F-105 toma hoy el mando de la flota de la OTAN en relevo de la Álvaro de Bazán

Manuel Arroyo Alves
Manuel Arroyo FERROL

FERROL

Las dos fragatas, abarloadas en la base griega de Souda
Las dos fragatas, abarloadas en la base griega de Souda OTAN

La 31.ª Escuadrilla despliega un operativo con unidades aéreas en la costa de Ferrol

14 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La fragata Cristóbal Colón (F-105) tomará hoy el relevo de la Álvaro de Bazán (F-101) como buque insignia de la flota de la OTAN número 2, la que opera en el área del Mediterráneo. Pasará así el testigo de la más antigua a la más moderna de la serie de las F-100, construidas en los astilleros locales de Navantia y entregadas a la Armada entre los años 2002 y 2012. Fuentes oficiales indicaron que el acto que hará efectiva la rotación se desarrollará en la base naval griega de Souda, donde, tal y como muestra la imagen, permanecían ayer las dos fragatas abarloadas. A ese reencuentro también se sumó el buque logístico Patiño (A-14), desplegado, asimismo, con la agrupación naval permanente SNMG-2 (Standing NATO Maritime Group 2) que a partir de ahora y hasta la primavera tendrá como referente a la F-105.

Regreso a Ferrol

Para la Álvaro de Bazán se habrán cerrado a su regreso casi cinco meses de actividad en la mar, desde su salida, a finales de junio, del Arsenal ferrolano. Todo el despliegue estuvo marcado por las restricciones sanitarias que impidieron, entre otras cuestiones, bajar a tierra a la dotación durante las escalas en los puertos visitados en ese tiempo, como Burgas (Bulgaria), Odesa (Ucrania), el Pireo (Grecia), Argel (Argelia), Antalya (Turquía) o Toulon (Francia).

Las fuentes consultadas en el seno de la Armada han indicado que el retorno de la F-101 se prevé ahora para «el tercer fin de semana de noviembre», aunque todavía no se ha determinado el tipo de recibimiento que se llevará a cabo.