China Casares: «He pintado lo que me salió del alma y sabiendo muy bien lo que hacía»

Afirma que «el arte no precisa de aplausos», porque «existe por sí mismo»


ferrol / la voz

China Casares ha sido, durante décadas, una referencia obligada en el mundo del arte naíf, tanto dentro como fuera de Galicia. Sus cuadros, comercializados a través de la prestigiosa galería Arboreda, forman parte de algunas de las más selectas colecciones españolas, y han entusiasmado -y, de hecho, siguen entusiasmando- a quienes aman una manera de pintar, repleta de candidez, de color y de poesía, que despierta tanta veneración entre un sector del público como indiferencia en otro. Cosa que a ella -la división de opiniones que despierta la estética naíf, entiéndasenos- jamás le ha importado en exceso. «Siempre he pintado lo que me salió del alma -dice China- y sabiendo muy bien lo que hacía».

-¿Por qué ahora, cuando se refiere a su pintura, habla siempre en pasado...?

-Pues mire, porque yo ahora ya no soy la artista que fui en otro tiempo, ni tengo interés alguno en serlo de nuevo. La vida pasa. Jamás se detiene...

-¿Y qué ha cambiado?

-Ha cambiado todo lo que nos rodeaba. La pandemia que hoy se cierne sobre nuestras ciudades, y que todo lo envuelve, ha convertido nuestro mundo en algo muy distinto. No es que yo haya dejado de pintar. De hecho, sigo pintando constantemente. Pero la verdad es que ahora pinto muy poco, y hoy no sería capaz de pintar un cuadro de gran formato. Me faltarían fuerzas. Eso ha quedado atrás para siempre.

-Me sorprende oírle decir eso.

-Sé que sorprende a mucha gente. Siempre he transmitido una imagen de vitalidad, e incluso de capacidad para superar cualquier circunstancia adversa, por muy dolorosa que fuese, que quizás se correspondiese con mi yo más íntimo y personal durante un tiempo, pero todo se acaba. Y a mí me han destrozado los momentos más duros del confinamiento. Nunca seré la misma. No puedo serlo, y disculpe que insista tanto en ello. Todo lo que ha sucedido me ha herido de una manera terrible. Me ha destrozado, en primer lugar, ver tanto dolor, tanta muerte, tanta pobreza y tanto miedo a nuestro alrededor. Pero también me ha dejado cicatrices muy profundas verme, no sé cómo decirlo, prisionera en mi propio país, Yo, de mi casa, ni siquiera salí durante mucho tiempo. Hice lo que se nos dijo. Por el bien de toda la sociedad. Pero no soy de hierro. Y si me falta la libertad, me falta el aire.

-¿Por qué ha sido tan reacia a hacer exposiciones?

-Pues verá usted: en primer lugar, porque siempre he tenido una cierta tendencia a dejarlo todo para más adelante, cosa que no siempre es buena; pero en última instancia, si me disculpa la inmodestia, porque no necesitaba exponer. Mis cuadros se han movido muy bien, gracias a Dios, sin necesidad de todo eso. Además yo pienso que el arte, que existe por sí mismo, no precisa de aplausos. Lo importante es mirar lejos.

-¿Y cómo se consigue eso?

-Con mucha fe. Yo, por ejemplo, a la Virgen de Dolores la llevaré en el corazón siempre.

«Los ferrolanos tenemos un defecto horrible, que es no defender nunca lo nuestro», dice la artista

R.L.

Sostiene China Casares que Ferrol, su ciudad, a la que ama tan profundamente, es un «lugar especial», que en el fondo «no se parece a ninguna otro». Hasta el punto de que Ferrol, dice, puede ser pintado, sí, o incluso evocado a través de un poema, pero nunca «explicado del todo». Para China, «ser ferrolano», más allá de cualquier circunstancia personal, «es, sobre todo, un sentimiento».

-Ferrol, que ha encadenado una crisis tras otra a lo largo de los siglos, no pasa ahora por su mejor momento...

-Es verdad. Ferrol ha sufrido muchas crisis, y ahora está en una etapa terrible. Si otras ciudades de España viven una situación difícil, agravada todavía más por la crisis del coronavirus, Ferrol, con todos los problemas que ya estaba teniendo, va a tener que pelear mucho para alzar la cabeza. Pero mire, también le digo una cosa: eso depende en buena medida de nosotros, de los ferrolanos. Tenemos que ponernos en pie. Creer en nosotros mismos. Pero los ferrolanos, créame, tenemos un defecto horrible, que es no defender lo nuestro.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

China Casares: «He pintado lo que me salió del alma y sabiendo muy bien lo que hacía»