Hugo Piñón: «Despertarte donde te apetezca es increíble, la furgoneta engancha»

Compagina el teletrabajo en márketing digital con la vida sobre ruedas


Ferrol / la voz

«Para mí, despertarte donde te apetezca es increíble. Estos días me he despertado delante del estrecho de Gibraltar viendo Marruecos de frente, con un solazo. Me levantaba y lo primero que hacía era bajar con la tabla al agua». Es la ventana de la peculiar habitación del valdoviñés Hugo Piñón. La posibilidad de compaginar el teletrabajo en una empresa de márketing digital con la vida sobre ruedas en su furgoneta le permite aprovechar los momentos sin restricciones para lanzarse a la carretera. Desde que terminó la primera ola del virus y se abrió la movilidad en la península recorrió «Portugal, de norte a sur, el norte de España y ahora me he bajado hasta el sur», incide. «Ya se intuía que nos iban a empezar a poner restricciones así que me fui hasta el sur. Ir con la furgo te libra de tener que pillar aviones, de tener que compartir medio de transporte y te evita quedarte en hoteles. Puedo evitar cualquier contacto y ser precavido», explica.

¿Cómo viaja ahora con la entrada en vigor del toque de queda? «Tengo que estar aparcado y dentro de la furgo, que es mi vivienda en este caso. Ahora, a las 23.00 horas ya no hay absolutamente nadie en la carretera», indica. Dada la escalada de casos en estos momentos está en proceso de subir para volver a casa. «Está cerrando todo ya, así que no me la jugaré e iré volviendo», indica, para evitar verse cerrado. El primer estado de alarma y confinamiento le pilló en el Líbano. «Pude volverme en el último momento. Tuve suerte porque la vuelta era por Turquía, porque si llega a ser por Italia igual me quedaba una temporadita», recuerda.

Su pasión por viajar viene de lejos y en la furgoneta desde hace tres años. «Es un mundo bastante costoso, pero te lo tienes que tomar como una inversión. Yo la mía la compré en el 2017, me salió por 7.000 euros con 100.000 kilómetros y le hice todo yo. Construí los muebles, le puse una segunda batería, la ducha, cocina, hice la mecánica... bueno, lo hice todo yo. Es invertirle horas», explica.

Otra ventaja es la económica. «Con la furgo estoy contento porque en peajes, salvo Portugal, no pago más que un turismo», indica. Es importante tener una mentalidad minimalista y ordenada. «Una furgo no va a ser tan cómoda como tu casa, no vas a tener todo al alcance de tu mano. Vas a tener que deshacer cosas para hacer cosas, deshacer la cama para hacer la mesa... Es una filosofía. Si te lo tomas con tiempo no importa. Yo en verdad tengo todas las comodidades, trabajo desde aquí, tengo electricidad, cocina, ducha, cama, una mesa... Es que tampoco necesito nada más», recalca Piñón.

A por Mauritania

El año pasado recorrió Francia, Islandia y Marruecos. «Ahora quise cruzar a Marruecos, pero no me dejaron. Solo funcionaban los ferris de mercancías», detalla. Su récord de tiempo viajando fueron dos meses. «Fue un viaje en el que recorrí Portugal, el norte de España, la costa francesa, Islandia y vuelta», detalla. Reconoce que su familia lo ve con escepticismo en estos momentos. «Me repite que tenga cuidado, pero realmente estos días no he estado con absolutamente nadie. Seguramente estoy mejor que en el centro de una ciudad, o en un restaurante, o en un supermercado», valora. Eso sí, advierte de quien entra en este mundo no sale. «Es un vicio total. Metí a un par de colegas y ya no se ven nunca jamás con otro vehículo que no sea una furgo». ¿Próximo destino en su agenda de viaje? «Mauritania»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Hugo Piñón: «Despertarte donde te apetezca es increíble, la furgoneta engancha»