Los hoteles salvan el puente del Pilar con una ocupación superior a la prevista

Aunque hubo alojamientos que no llegaron al 20%, otros rebasaron el 80% gracias a las reservas de última hora y al turismo de proximidad

Maria José y Celso, este lunes al mediodía en el Parador de Turismo, donde se alojaron durante el puente
Maria José y Celso, este lunes al mediodía en el Parador de Turismo, donde se alojaron durante el puente

ferrol / la voz

A principios de la semana pasada, Bibiana Reyes, directora del Hotel Sercotel Odeón, pronosticaba un puente del Pilar «negro» en cuanto a ocupación. Sin embargo, el balance que ofrecía ayer, lunes, ya a toro pasado, no tenía nada que ver con aquellos vaticinios. «Estamos muy satisfechos porque las expectativas no eran buenas, pero al final hemos tenido un puente con una ocupación del 92% el sábado y de un 75% el domingo. Además, hemos vuelto a recibir a familias con niños, algo que no veíamos desde el verano», explica Reyes.

La directora del Sercotel Odeón asegura que en esta inesperada y elevada ocupación han tenido mucho que ver las «reservas de última hora» y también el «turismo de proximidad», con un alto porcentaje de huéspedes procedentes de Galicia, la Meseta y comunidades del norte peninsular como Asturias. Esta es la misma explicación que ofrecen también desde el Parador de Turismo de Ferrol, donde el balance resulta especialmente positivo, con una ocupación media durante los tres días del puente de un 80%, un porcentaje incluso superior al registrado en el 2018 y 2019 por estas mismas fechas. «Estamos sorprendidos porque el puente del Pilar no suele ser muy potente en Ferrol, pero este año para nosotros ha sido diferente», comentan desde el establecimiento ubicado junto a los jardines de Herrera.

Gonzalo Jiménez, director del Gran Hotel Ferrol y del Hotel Valencia, también se muestra satisfecho. En el primer alojamiento la ocupación fue de un 80%, mientras que en el segundo se alcanzó un 60%, aunque el responsable de los dos hoteles matiza que esas cifras se alcanzaron «gracias a estancias de trabajo y de ocio a partes iguales».

Entre quienes se alojaron por turismo, Jiménez resalta la afluencia de visitantes del sur de España -«imagino que para ver a familiares de Marina»-, aunque también hubo huéspedes de Galicia (35%), Asturias, Castilla-La Mancha, Baleares, Madrid, La Rioja y Valencia. «Fue un puente bastante mejor de lo esperado, teniendo en cuenta las circunstancias y lo que me cuentan mis colegas de otras ciudades», resume Jiménez. Como él, también relativamente contentos se sienten en el Hotel Real, donde se alcanzó una ocupación de casi el 50% el viernes, del 70% el sábado y del 30% el domingo. «Con la que está cayendo se agradece lo que hubo», apuntan desde la recepción.

En el otro lado de la balanza de sitúan establecimientos como el Hotel América, donde un 50% de ocupación no dejó buen sabor de boca, mientras que desde el Carrís Almirante, con un porcentaje por debajo del 20%, evitan maquillar los datos y tildan como «muy mala» la facturación en el puente del Pilar. En cuanto al próximo puente, el de la Constitución, nadie se atreve a vaticinar lo que ocurrirá. «La situación es tan cambiante que resulta difícil hacer pronósticos», dice Julio Piñón, director del América.

MARÍA JOSÉ Y CELSO, VISITANTES ALOJADOS EN EL PARADOR DE TURISMO

«Ahora solo nos movemos por Galicia y el norte de Portugal»

Entre los huéspedes que acogió el Parador de Turismo este puente del Pilar se encuentran María José Rubio y su marido, Celso. Aunque llegaron desde Pontevedra, ciudad en la que residen desde hace treinta años, no se consideran turistas, ya que ella nació en Valdoviño, y él es de cuna ferrolana. «Vinimos para ver a la familia, porque con esto del covid llevábamos mucho tiempo sin reunirnos. El sábado hicimos una comida en Valdoviño, pero al aire libre, eso sí, para evitar riesgos», comenta María José, quien también aprovechó los días del puente para pasear por Ferrol y visitar a otros familiares en Cabanas.

A esta valdoviñesa el plan le pareció perfecto, y no solo porque tuviese muchas ganas de reencontrarse con la familia, que también, sino porque con la actual situación sanitaria considera que no conviene alejarse demasiado del lugar de residencia. «Nosotros ahora solo nos movemos por Galicia, y también por el norte de Portugal, porque nos queda muy a mano de Pontevedra», apunta.

En cuanto a la opción de alojarse en el Parador de Turismo, explica que lo hicieron por «comodidad», para «no molestar a la familia» y también por la «buena relación calidad-precio» que ofrece el establecimiento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los hoteles salvan el puente del Pilar con una ocupación superior a la prevista