La Xunta promociona el turismo sostenible en las Fragas do Eume con fondos europeos

LA VOZ A CAPELA

FERROL

CESAR TOIMIL

Dedica 160.000 euros a talleres, campañas divulgativas y otras actividades de educación ambiental

28 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La iniciativa puesta en marcha por la Consellería de Medio Ambiente para promover el turismo de naturaleza sostenible, a través des campañas de divulgación y educación ambiental, en el parque natural de las Fragas do Eume cuenta con un presupuesto de 159.113 euros, el 80 % procedentes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Con estas actuaciones, la Xunta busca «contribuír á concienciación ambiental da sociedade e a un mellor coñecemento dos espazos incluídos na Rede de Parques Naturais de Galicia». El contrato se licitó en marzo y la firma adjudicataria, en el caso de las Fragas do Eume, es Conforma Forestal S. L.

El contrato tendrá una vigencia de dos años. Durante este período se desarrollarán diversas acciones, que enumeran desde la Consellería: «Campañas, actividades e obradoiros de educación, sensibilización e divulgación ambiental, conservación da natureza e Rede Natura 2000, que se impartirán, principalmente, nos tres centros de visitantes existentes no parque». Alude a los portales ubicados en Ombre (la principal entrada al monasterio de Caaveiro, desde Pontedeume), en Monfero y en A Capela.

Medio Ambiente destaca que los centros se encuentran «en lugares estratéxicos do parque e contan con equipamentos para responder ás necesidades do público, que busca información de interese sobre o espazo natural e os seus valores». De ahí que, concluye, resulten «idóneos» para llevar a cabo las actuaciones previstas a través de esta iniciativa. La empresa también podrá realizar actividades «en colexios, institutos ou centros sociais nos concellos onde se localiza o parque ou noutros puntos da comunidade», según indican fuentes desde la Consellería.

El plan director, pendiente

Medio Ambiente recuerda que el parque natural de las Fragas do Eume, con 9.125 hectáreas de superficie, fue declarado como tal el 12 de agosto de 1997. En aquel momento, la propia Xunta se fijó un plazo de dos años para redactar el Plan Reitor de Usos e Xestión (PRUX), que continúa pendiente. Más de dos décadas después, falta un documento básico tanto para los propietarios de las fincas que conforman el parque como para la protección de este territorio. La Consellería siempre ha justificado la demora por la complejidad del proceso, dada «a multitude de propietarios privados con interese no mesmo».